• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El relevo 4x400 se despidió de Moscú sin cumplir el objetivo

Pese a mejorar el tiempo con el que fueron séptimos en Londres 2012, los venezolanos quedaron sin opción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La delegación venezolana que compite en el Mundial de Moscú vivió ayer una nueva decepción con la despedida del relevo 4x400, que no pudo avanzar a la final. Centésimas de segundo dejaron fuera de la lucha por las medallas a la máxima esperanza vinotinto, que aspiraba a mejorar en Rusia el séptimo lugar con el que brillaron en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Arturo Ramírez, Alberto Aguilar, José Meléndez y Fredy Mezones corrieron ayer en 3:02:04, terceros en su serie eliminatoria. Pese a que mejoraron el tiempo con el que ganaron el diploma olímpico en Londres (3:02:18), no fue suficiente para tomar el boleto a la final moscovita. A la final avanzaron los dos mejores de cada una de las tres series y dos equipos repescados por tiempo.

La tensión se fue acumulando mientras los venezolanos veían el resto de las eliminatorias, esperando que su tiempo no fuera mejorado. El relevo vinotinto logró el noveno mejor tiempo y ocho cuartetas disputarán la final de mañana. Brasil, con 3:01.09, tomó el último cupo.

“Creía que mínimo podíamos correr en 3:01 y que podíamos estar en la final. Un poco mejor, esperaba que lo hiciéramos un poco mejor. Hemos bajado esa marca como mil veces”, se lamentó Meléndez en la zona mixta ante las agencias de noticias. “Se nos fue en las entregas. Ahí pudimos haber estado mejor”.

El guariqueño de 20 años de edad sacrificó mucho en pos del sueño de la final mundialista. Clasificado a semifinales en los 400 metros individuales, corrió sin esforzarse al máximo, concentrado en reservarse para la posta.

“Salimos muy bien y al final ya no teníamos fuerza”, explicó Ramírez, que el domingo volverá a correr en las eliminatorias del relevo 4x100 junto a Jermaine Chirinos, Diego Rivas y Álvaro Cassiani, en la ultima prueba del mundial ruso que tendrá presencia venezolana.

El relevo 4x400 aspiraba a grandes cosas en Rusia. Concentrados en California buena parte del año, estaban seguros de que con la preparación alcanzarían el tercer o cuarto puesto en la final. De haber igualado su mejor marca -los 3:00:82 con los que ganaron la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011- se habrían instalado en la final.

Tampoco lograron el pase los corredores de República Dominicana, que con Luguelín Santos en nómina parecían ser los más fuertes rivales de Venezuela, junto a los corredores de Jamaica.

“Salimos a dar lo mejor. Otros equipos parecía que estaban más descansados que nosotros. No ha salido al final”, dijo Santos, afligido, a EFE. “Yo sí pensaba estar en la final. Siempre confío en mis compañeros y siempre confío en mí”.


Oro colombiano

La colombiana Caterine Ibargüen, que ayer se proclamó campeona de triple salto en los Mundiales de Atletismo de Moscú, salió de las pistas del estadio Luzhniki segura de que había hecho historia en su país. “Sé que la medalla de oro va a ser la primera de muchas porque ésta es la prueba de que sí se puede”, dijo a la agencia EFE. Plata olímpica en Londres y bronce en los Mundiales de Daegu (Corea del Sur), Ibargüen nunca dejó de luchar por el oro, que ayer consiguió igualando su mejor registro de la temporada con 14,85 metros.