• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Raúl Orta: “Nunca me desesperé”

Raúl Orta | Henry Delgado

Raúl Orta | Henry Delgado

El escolta ha disputado minutos importantes desde la llegada de Henry Paruta a la dirección técnica del equipo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Raúl Orta confesó que nunca se sintió desesperado mientras no conseguía un papel importante en Marinos de Anzoátegui. El escolta, que nació en Puerto Rico pero cuenta con la nacionalidad venezolana por su madre, ahora ve la recompensa a la paciencia.

Orta decidió volver a Venezuela después de su paso por el Acorazado en 2010, año en que perdieron la final contra Cocodrilos de Caracas. “No había podido jugar antes porque tenía contrato de 2 años en Puerto Rico (con San Germán), pero mi deseo siempre fue regresar”, explicó.

Sin embargo, con el técnico Jorge Arrieta nunca encontró la vitrina para demostrar su talento. Era uno de los últimos jugadores en la rotación, muchas veces no actuaba, y en su planilla dejó apenas 7 minutos por partido en la ronda regular.

“No me desesperé”, aseguró. “La temporada es muy larga. Era inevitable, todos íbamos a tener una oportunidad. Creo que la he sabido aprovechar”.

Y la oportunidad llegó cuando Henry Paruta tomó el cargo de entrenador al finalizar la ronda eliminatoria en sustitución de Arrieta. “Le doy gracias por el chance que me dio. Ahora me siento muy bien. Lamentablemente he tenido que cubrir lesiones de mis compañeros. Pero estoy muy agradecido con la organización”, confesó.

Orta en la temporada regular promedió 2.7 puntos por encuentro. En la postemporada ha aumentado su promedio a 6.7 unidades, con un porcentaje de 40 % en lanzamientos de la larga distancia.

“Hay que seguir trabajando duro y mantenerse en forma. Ya no tengo dudas a cómo reaccionar a las situaciones del equipo. Por eso me ha ido mejor”, explicó.

Piensa en la selección. Orta recibió la convocatoria para formar parte de la preselección nacional que se preparará para el Premundial, que se jugará del 30 de agosto al 11 de septiembre en Caracas.

“Cuando lo escuché me emocioné. Que me consideren para la preselección me enorgullece. Toda mi familia materna está en Venezuela. Tengo la mitad de mi familia aquí. Siempre he venido a Venezuela. Sería muy bueno”, confesó el jugador, que representó a Puerto Rico en categorías menores.

La Federación hará las respectivas diligencias para que el escolta pueda representar al país, tomando en cuenta que no ha jugado con la selección de mayores de Puerto Rico.