• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Marlon Fernández se abre espacio entre románticos

Marlon Fernández espera repetir el éxito de otros venezolanos en Chile | FOTO AFP

Marlon Fernández espera repetir el éxito de otros venezolanos en Chile | FOTO AFP

El mediocampista tachirense debutó con Antofagasta, sorprendido por la filosofía que tienen los equipos chilenos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Marlon Fernández le gusta el fútbol romántico, el que comienza con una salida en corto del portero y a base de toques se va acercando hasta el área contraria. Sin embargo, siempre pensó que era parte de una minoría en un fútbol cada vez más resultadista. Por lo menos eso lo creía hasta llegar a Chile este mes, donde se encontró con una agradable sorpresa.

“Todos los equipos que he visto siempre intenta salir tocando, casi no se ven pelotazos”, comentó el tachirense, quien cree que esta filosofía le favorecerá a su estilo de juego. Condicionado siempre por su estatura (1,65 metros), Fernández destacó por su velocidad, su buena técnica y su capacidad para manejar la pelota, atributos bien ponderados en un torneo chileno que ha heredado varias señas de lo que fue la selección que dirigió Marcelo Bielsa entre 2007 y 2011.

“Creo que dejó una huella, muchos equipos han copiado ese estilo de juego. Cuando tienen la pelota apuestan mucho a tocar la pelota y cuando la pierden presionan muy arriba”, describió el jugador, que debutó el domingo en la derrota de Antofagasta contra Cobreloa (1-0).


Buenas referencias. Antes de su llegada a Chile, por el torneo austral han pasado en los últimos años varios jugadores que han dejado buenas impresiones. José Manuel Rey fue campeón con Colo Colo, mientras Giancarlo Maldonado y Richard Blanco se ganaron a la grada de O’Higgins con sus goles. Luego le tocó el turno a Renny Vega que alternó buenas tardes también en Colo Colo y últimamente brilló Daniel Arismendi, en el mismo equipo donde hoy se abre paso Fernández.

“Ojalá a mí me vaya igual de bien”, aspira el tachirense, quien tiene una explicación para este fenómeno. “En Venezuela se trabaja mucho el toque y el espacio reducido por lo que se hace fácil adaptarse aquí al torneo chileno”. Ahora le tocará a él mantener la reputación de los futbolistas nativos en un torneo en auge como el chileno, en el que su entrenador lo quiere utilizar como volante siempre pegado a la banda. El lugar donde se siente más cómodo para comenzar a tejer ese fútbol romántico que tanto le gusta y que tan bien ha calado en el sur del continente.