• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Aníbal Sánchez con menos ponches, pero igual de eficaz con Detroit

Sánchez ha ganado nueve partidos para los Tigres en lo que va de temporada | FOTO AFP

Sánchez ha ganado nueve partidos para los Tigres en lo que va de temporada | FOTO AFP

Jim Leyland cree que el control del venezolano no ha sido tan sólido desde que superó la lesión en el hombro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El venezolano Aníbal Sánchez hizo historia en los anales de los Tigres de Detroit con un partido de 17 ponches en abril. El mismo serpentinero también superó a Stephen Starsburg de los Nacionales de Washington el martes al recetar un solo ponche.

Es tema de debate es si el segundo partido del diestro se debe al desempeño de Sánchez o a la mentalidad de los bateadores. Lo que había sido para Sánchez un paso arrollador con los ponches antes de entrar a la lista de incapacitados el mes pasado, se ha convertido en una sequía de abanicados. En sus primeras 12 aperturas de la temporada, tuvo nueve con al menos ocho ponches, pero no ha superado los seis abanicados en cinco presentaciones desde que regresó de su dolencia en el hombro derecho.

"Pienso que eso es algo bueno", señaló el piloto de Detroit, Jim Leyland. "Creo que pensó mucho en los ponches por un buen tiempo. Tratamos de que no lo hiciera. Esperamos que mejore con cada salida", completó en entrevista concedida a MLB.com.

La brillante apertura de Sánchez en el primer juego de la serie de los Tigres contra los Nacionales fue a base de poner la bola en juego. Aparte del discreto total de ponches, Sánchez registró solamente seis strikes tirándole, de acuerdo con baseball-reference.com. La mitad de esos fueron con su slider y uno con su recta, según la información obtenida de la aplicación Gameday de MLB.com.

Para Sánchez los seis strikes abanicando marcaron la tercera menor cantidad de su temporada, detrás de su primera apertura de la campaña en Minnesota y su salida del 15 de junio, que fue interrumpida por la lesión.

Esas dos aperturas fueron de más ponches que en su última presentación, en gran parte debido a que Sánchez tuvo más strikes cantados. Sus 10 strikes cantados marcaron su segundo menor total del año, solamente detrás de su presentación del 18 de mayo en Texas en la que duró solamente 2 2/3 entradas.

En algún momento, Leyland expresó que el control de Sánchez no ha sido tan sólido desde que volvió a la acción. Pero rápidamente indicó el otro lado del debate que ha tenido con el coach de pitcheo Jeff Jones.

"No estoy seguro si su comando no ha sido tan bueno o si los bateadores no le están tirando a sus lanzamientos como antes", declaró Leyland. "No sé cuál es la realidad".

Los informes de los escuchas evolucionan a través de una temporada. Esa misma recta de Sánchez que los bateadores de los Nacionales ignoraron, ha provocado 83 strikes tirándole fuera de la zona en esta campaña, de acuerdo con STATS.

Pujols no descarta volver a jugar este año

Albert Pujols no está listo para dar por concluida su segunda temporada con los Angelinos de Los Ángeles. El primera base dominicano dijo que quiere regresar cuando se recupere de su ruptura parcial de ligamento en la fascia plantar, sin importar dónde se encuentre su atribulado equipo en la tabla de posiciones. A pesar de que cualquier posibilidad de regreso está todavía a semanas de distancia, Pujols se siente motivado por la ausencia de dolor en el pie izquierdo desde que ingresó en la lista de lesionados el domingo.

"Todavía falta un largo camino hasta que se termine la temporada, así que no quiero decir que ya estoy descartado para la campaña", dijo Pujols parado en el túnel fuera de la sede del club en el Angel Stadium, con su pie izquierdo en una bota ortopédica.

Los Angelinos han determinado que Pujols no necesitará cirugía en el pie, que le ha molestado toda la campaña. El tres veces jugador más valioso de la Liga Americana se desgarró parcialmente esas adoloridas fibras musculares el fin de semana después de correr luego de batear un sencillo en Oakland.

La lesión de Pujols lo obligó a comenzar como bateador designado en 65 de sus 99 partidos esta temporada. Está bateando .258 con 17 jonrones y 64 carreras impulsadas, lo que significa que probablemente va a terminar con menos de 30 jonrones por primera vez en sus 13 campañas en las mayores.