• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La Vinotinto falló en su función estelar

La Vinotinto | Leo León

La Vinotinto | Leo León

El combinado nacional sufrió un durísimo traspié en sus aspiraciones al caer derrotado contra Uruguay

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque la grama de Cachamay luciera un verde resplandeciente, César Farías planteó la batalla del martes como si fuera un ring de boxeo. Intercambió golpes con la veterana selección uruguaya y aunque tuvo mayor volumen de manotazos, el único que pudo conectar la quijada del rival fue Edinson Cavani. El gol del delantero del Nápoles envió a la lona a un equipo como el de Venezuela, al que le cuesta abrir las defensas rivales cuando estas se repliegan al punto que la última vez que remontó un partido de eliminatoria fue en octubre de 2008 cuando le volteó el encuentro a Ecuador (3-1).

La apuesta de Venezuela era pegar primero pero apenas pudo poner en aprietos al arquero uruguayo. La apuesta de Farías por Frank Feltscher volvió a fracasar -ya lo había hecho en Montevideo- pese al corazón que le puso el delantero. Salomón Rondón luchó como pudo ante dos veteranos como Godín y Lugano. Cuando el grupo se atascó para salir en corto, el delantero se ofreció como receptor de los pases largos, sin embargo, la marca de Pérez y Gargano sobre Juan Arango sirvió para mermar una ofensiva que tiene al zurdo como su pieza fundamental.

Antes de poder encontrar un antídoto, la defensa local sufrió uno de los pocos errores de la noche. Gabriel Cichero mordió el anzuelo y siguió la jugada que Forlán tejía sobre la derecha sin percatarse que Edinson Cavani le esperaba casi pegado a la raya para tenderle una emboscada. 

El del Nápoles aprovechó el espacio libre y con su calidad resolvió los últimos tres pasos de una ejecución que terminó en un disparo con la potencia justa y la colocación exacta para que ni el gigante Dani Hernández pudiera alcanzarlo.

Tras golpear primero, Uruguay sabía que Venezuela se iba a descompensar como lo hizo. Cerró filas y Venezuela cayó en la trampa de buscar vencer por arriba a sus dos torres. Sin más argumentos que el orgullo y el corazón, la Vinotinto terminó naufragando en un partido que le exigía ganar. La eliminatoria al Mundial es una carrera de largo aliento pero ayer el cuadro criollo sufrió un resbalón del que quizás no se pueda levantar a tiempo.