• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Tan cerca y tan lejos

Vinotinto | AP

Vinotinto | AP

Venezuela pudo lograr la victoria en la altura, pero un fallo de última hora le impidió vencer a Bolivia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tan cerca y tan lejos. Venezuela sumó un punto que le ayuda a pensar en Brasil 2014, pero que a la vez es amargo, por la forma como se dio, con un error en el fondo justo cuando un gol de Juan Arango rubricaba el mejor momento de la Vinotinto en el maltrecho césped del Hernando Siles.

La preparación de altura funcionó. El equipo nacional corrió, tuvo ímpetu y dominó el encuentro en la segunda mitad, después de un primer tiempo donde los dirigidos por César Farías tuvieron que lidiar con un local envalentonado, que quería buscar con ganas el partido, porque para ellos representaba su último tren para ir a Brasil.

El partido era un toma y dame, con dos conjuntos tácticamente partidos, cinco jugadores atacando y cinco defendiendo de cada lado, y con balonazos que iban y venían. Era un duelo bipolar, en el que cada plantel tenía una oportunidad, e inmediatamente después recibía un golpe de su rival.

Sin un dominador claro, comenzó el segundo tiempo y la Vinotinto cambió. Richard Blanco tuvo un partido de ensueño. Sólo le faltó el gol para finalizar una de sus mejores tardes con la selección. Sin embargo, su compensación llegó en una forma inusitada.

Un cabezazo suyo, a la salida de un córner cobrado por César González, otro titán que dejó sus pulmones en la cancha, como todos, Luisma Seijas, Tomás Rincón, Gabriel Cichero; le permitió a Juan Arango anotar en su partido 116 con la selección, en el día que alcanzó a José Manuel Rey.

Su diana representaba sacarle cinco unidades a Uruguay, el rival del duelo a muerte, el que podría representar dar un paso importante para clasificar al Mundial.

A partir de ahí, Venezuela fue superior. Abrumó a su rival, lo encerró, y convirtió el duelo en un partido de uno solo. Corrió más que su rival, y fue superior. Incluso, pudo aumentar la diferencia, pero no pudo ser. Muy cerca de aumentar, pero muy lejos a la vez.

No obstante, el deporte es un asunto de detalles. Una pelota que se le movió a Renny Vega, en una mala salida del meta maracayero, le permitió a Jhasmanny Campos entrar solo en el área, en un descuido de Rolf Feltscher en la marca, para terminar de darle un empate injusto a la selección. Por el gasto (económico y físico), el desgaste, el desempeño y lo trabajado antes del partido.

Al final, la igualdad deja a Venezuela cerca, de Brasil, pero no tanto como para celebrar. No como le hubiese gustado llegar al decisivo duelo contra Uruguay. Tan cerca y a la vez tan lejos.