• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El reinado de la Muda

La selección femenina Sub 17 ha tenido un rendimiento espectacular en Praguay | Cortesía Vanessa García Rincón

La selección femenina Sub 17 ha tenido un rendimiento espectacular en Praguay | Cortesía Vanessa García Rincón

Gabriela García, de muy pocas palabras, es la goleadora de la selección femenina Sub 17 que hoy puede lograr la clasificación al Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la carretera entre Carúpano y Güiria, allá en el extremo oriental de la península de Paria, hay un pueblo de agricultores llamado Tunapuy. Un lugar a orillas de la vía en donde no viven más de cuatro mil personas y donde hay una cancha de fútbol. Fue en ese campo de tierra donde comenzó a jugar Gabriela García, la autora de seis goles en este Suramericano.

Ella es la estrella de la selección femenina Sub 17 que hoy podría terminar de amarrar su clasificación al Mundial cuando se enfrente contra Colombia (3:30 pm), a la que ya derrotó en la primera fase con marcador de 3-1 y ante la que le bastará un empate hoy.

Hace casi dos años Edgar Carrera descubrió a García en aquel campo polvoriento del oriente venezolano, jugando con varios niños de su edad. El entrenador pidió hablar con sus padres, pero encontró que la madre había muerto hace años. El padre, un agricultor de avanzada edad y con problemas en la vista, le atendió y aceptó dejar partir a la hija, la única deportista entre siete hermanos, bajo la expectativa de que pudiera pulir su talento en Carúpano.

Sacrificio. Cada viaje hasta el lugar de entrenamiento le costaba a García 60 bolívares y dos horas de camino, pero ella no desistió. “Es una niña que habla muy poco pero que siempre estuvo metida en los deportes, le gustaba el balonmano, incluso representó a Sucre en una oportunidad”, explicó Carrera, quien habla tan rápido como puede. “Tenía mucho talento pero le faltaba práctica, no tenía ni siquiera una posición fija pero cuando la tomó no le costó nada adaptarse”, recordó Fran Jiménez, otro de sus entrenadores en el Centro Árabe de Carúpano.

Ahí se ganó el apodo de "la muda", por su timidez. “Fuera de la cancha es callada pero cuando entra a jugar cambia totalmente”, explicó Omar Ramírez, su entrenador en el equipo Sub 17 de Estudiantes de Guárico, adonde García llegó tras ser detectada por Kenneth Zseremeta, seleccionador femenino, en uno de los tantos viajes que hizo por todo el país reclutando nuevos talentos.

Dentro de la estructura del fútbol femenino, Estudiantes es uno de los dos mejores equipos del país junto al Caracas. Por lo que a García le costó encontrar espacio con el primer equipo, al tener que competir con dos de las mejores delanteras del país como Paola Villamizar e Ysaura Viso. “Estar con ellas le ha ayudado, todas ellas la han apoyado. Cuando jugó con el primer equipo mostró personalidad”, ahondó Ramírez. “Incluso hizo un gol”, recordó Cristóbal Hibirmas, presidente del equipo.

Sin embargo, García nunca había tenido un reto tan grande como el que afronta ahora con la Sub 17. “Es la primera vez que juega en el exterior”, apuntó Hibirmas. De participar en caimaneras hace dos años en el único campo de tierra de Tunapi, esta delantera de pocas palabras ha pasado a ser la estrella de la Sub 17 que hoy le basta con sumar un punto para clasificar al Mundial de Costa Rica que se jugará el año que viene. Un salto grande que marcará su vida. Aunque ella, seguramente, tampoco querrá hablar mucho de eso.