• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Una vuelta al mundo con el paladar en el Salón de Gourmets de Madrid

En el Salón de Gourmets, Miguel Monar se encarga de presentar ingredientes habituales de la dieta de su país en recetas menos conocidas / EFE

En el Salón de Gourmets, Miguel Monar se encarga de presentar ingredientes habituales de la dieta de su país en recetas menos conocidas / EFE

Ecuador inaugura el nuevo espacio Cocina del Mundo de esta Feria de Alimentos y Bebidas de Calidad, la mayor de Europa y que se celebra estos días en Madrid

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con Ecuador como debutante  en la Cocina del Mundo y Portugal como invitado de honor, el XXIX Salón de Gourmets de Madrid permite hacer un recorrido en clave de productos delicatessen por buena parte del globo, desde la trufa blanca italiana a los foie-gras franceses.

Ecuador inaugura el nuevo espacio Cocina del Mundo de esta Feria de Alimentos y Bebidas de Calidad, la mayor de Europa y que se celebra estos días en Madrid, y para esta presentación en sociedad han apostado por el chef Miguel Monar, al frente del restaurante Paralelo Cero de Madrid, el único en Europa de alta cocina contemporánea ecuatoriana y ceviches gourmet, de acuerdo con lo que explica el cocinero.

En el Salón de Gourmets, auspiciado por la Oficina Comercial de Ecuador en España, Monar se encarga de presentar ingredientes habituales de la dieta de su país en recetas menos conocidas para el comensal español: ceviche de camarones con maracuyá, risotto de quinoa, y postre de plátano macho y chocolate.

“La cocina ecuatoriana no se conoce mucho porque no ha tenido impulso, algo que ahora intenta remediar el programa Ecuador Exquisito, y porque ha sido absorbida por la peruana, con la que compartimos ingredientes, pero en recetas muy distintas”, apunta Monar.

Portugal es el invitado de honor de esta edición, donde presenta novedades como un sistema que permite cultivar setas en casa de manera sencillísima. Basta con pulverizar con agua dos veces al día el interior de una caja de cartón para cosechar dos tipos de setas de la familia de las pleurotus transcurridos 10 días. “Una caja de 1.600 gramos produce unos 500 gramos de setas frescas en hasta 3 cosechas, que crecen en posos de café, por lo que todo es ecológico”", explica uno de los responsables de Gumelo, responsable de estas setas gourmet “listas para crecer”.

El país luso lleva también elaboraciones tradicionales como los pastéis de nata y el bacalao en todas sus preparaciones –buñuelos, dorado, 'à bras' y 'con natas', precocinados listos para degustar en casa–,  así como quesos, mermeladas exóticas y té de las Azores, sus bolachas –galletas–, aceites de oliva y vinos.

En Francia la estrella es el foie-gras, que este año se presenta no sólo en su forma original sino como relleno de higos secos y de bombones de lomo ibérico, un producto creado por las empresas galas Le foie-gras de Jules y Maison Marechal especialmente para el mercado español que busca introducirse no sólo en las casas a través de tiendas especializadas, sino también en la alta restauración. Ostras, pato en distintas elaboraciones, chocolates, sales y azúcares aromatizados y, cómo no, champán, son otros de los productos con los que acude Francia a esta feria.

Italia es otro país con gran presencia, sabedor de que los españoles se encuentran entre quienes más aprecian su gastronomía. A su tradicional pasta, fresca y seca, se une este año una exprés que sólo requiere de 90 segundos en sartén o 60 en el microondas para degustarla con distintas salsas. La trufa es otra de las estrellas, tanto conservada en reducción de massala para disfrutarla cuando no es temporada, como en forma de vellutata al tartufo blanco con nata, parmesano y trufa blanca para pastas, risottos y huevos.

También es ingrediente de vinagretas, muchas de ellas elaboradas con vinagre balsámico. El país de la bota también presenta los sabores de Sicilia de una empresa que quiere conquistar otros mercados con elaboraciones caseras que preparan desde 1850 como los arancini –croquetas de arroz– y dulces tradicionales como la cassata y los cannoli. Además de embutidos como el jamón de Parma y la mortadela, y de vinos y aceites de oliva, Italia ha tenido una de sus atracciones en las pizzas gracias al español Jesús Marquina, cuatro veces campeón del mundo y al frente de la escuela pizzera Marquinetti en Tomelloso (Ciudad Real), con la que ha organizado demostraciones de pizza acrobática y degustaciones de sus creaciones.

A Canadá se puede hacer un viaje gustativo con su sirope de arce, su agua de arce -única en el mundo y extraída de este árbol-, sus carnes de bisonte y sus cervezas artesanas, algunas con chocolate, jarabe de arce y calabaza, mientras que Suiza saca pecho con su amplia variedad de quesos. Argentina participa con vinos, licores, sus ineludibles dulce de leche y empanadillas y lucha contra su imagen carnívora con hamburguesas de soja, mientras que Argelia tiene una deslucida presencia con salsas industriales tipo mayonesa y ketchup.