• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

El sancocho pone sabor a la mesa tovareña

Fiesta del Sancocho | Foto: alfajoresandmore.blogspot.com

Fiesta del Sancocho | Foto: alfajoresandmore.blogspot.com

Tovar Gastronómica celebra la tercera edición de la Fiesta del Sancocho, que incluye un ciclo de ponencias culinarias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cruzado que ofrecerá Socorro Rojas de Gómez en la Fiesta del Sancocho que se celebrará el pròximo 30 de agosto en Tovar será de gallina y costilla de res. Los dos ingredientes, combinados con apio, papa, auyama, yuca, ocumo y plátano verde,  en un caldo enriquecido con apio españa, ají, cebollín y eneldo, han dado buen resultado a la cocinera en las dos últimas ediciones del evento.

“La fiesta anual, que tradicionalmente se hace el 30 de agosto, se complementará con un ciclo de ponencias a cargo de cocineros de distintas localidades del país”, informó Vityn Mora, integrante de Tovar Gastronómica, asociación que organiza la celebración del evento con apoyo de la Alcaldía de Tovar. “Nos interesa destacar la gastronomía del valle de Mocotíes y recordar que el sancocho es uno de los platos más valorados en nuestro recetario”.

Los ingredientes elegidos por Rojas son los más usuales en la preparación del plato, al que algunos añaden armadillo, pescado que llega del Sur del Lago y que aporta mucho sabor a la preparación. Es lo que dice Henry Ramírez Rey, profesor jubilado que colabora con la organización del evento, y que hace referencia a los sancochos que se celebraban en Tovar  años atrás y que aún se conocen como tacariqueros y peseros.

Sobre los primeros Ramírez recuerda que debían su nombre a Tacarica –“vergel rico en vertientes de agua que quedaba en la vía hacia Guaraque, en donde funciona actualmente una granja avícola” – y que se preparaban con lo que aportaba  cada comensal: “Desde pichones de paloma hasta rabipelado, animal que se alimenta de frutas y vegetales cuya carne, a falta de otras proteínas, enriquecía la preparación”.´

De los segundos, Ramírez recuerda su mala fama, a causa de la cantidad de grasa que los caracterizaba.  “Se hacían con la carne sobrante de la pesa, palabra con la que se identificaba a los expendios de carne y que le dio el nombre al plato que hacían los carniceros”, explica el profesor, que también recuerda que en toda casa tovareña, al lado de un sancocho, siempre habrá un ajicero.