• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

La pierna de cabrito viene estofada y con polenta

El restaurante también ofrece carne venezolana cocida a la brasa | Foto @comeresblog

El restaurante también ofrece carne venezolana cocida a la brasa | Foto @comeresblog

Es uno de los cinco platos de larga cocción que ofrece Daniel Torrealba, responsable de la cocina de El Asador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Asador se suma a la lista de restaurantes capitalinos que ofrecen sabores venezolanos y lo que más interesa de su menú son los platos de cocción lenta y las novedades en cortes de carne.

La  pierna de cabrito se estofa por ocho horas aliñada con orégano y ajo, y llega a la mesa acompañada con una polenta criolla. El sabor larense de este plato gusta mucho, dice Daniel Torrealba, chef del restaurante, que también utiliza la cocción lenta con el conejo –lomo relleno con vegetales y tocineta–; la costilla de cerdo, que lleva como guarnición ragú de auyama; y el pato. De este último aprovecha la pata y la pechuga –una la adereza con mermelada de ají, y la otra con salsa de vino y cacao– que llegan a la mesa sobre un cremoso de plátano maduro.

¿Las carnes? 100% venezolanas y cocidas a la brasa. A los cortes tradicionales –punta trasera, solomo, lomito y pollo de res– se suman el t-bone steak,  los chuletones, de toro y de cerdo, y el asado de tira de cerdo. Todos comparten guarniciones: arroz blanco, cazuela de vegetales, tostones de topocho, tajadas a la nieve, varas de yuca frita, palmitos gratinados y puré de papas relleno, entre otras opciones.

No faltan las sopas y el picadillo llanero, de res y enriquecido con topocho, yuca y auyama –asegura el cocinero– es la que ha despertado más interés que los sancochos, que se ofrecen de gallina y de pescado.

La carta también ofrece una lista extensa de entradas: vale la pena la cachapa, con cochino crujiente, queso crineja, guasacaca  y crema de sofrito, tanto como el tuétano al ajo, envuelto en una fina tostada de pan y servido sobre crema de papa y salsa de carne; y el pulpo picantoso, con mayonesa de ají, crema de aguacate, vegetales frescos y yuca crujiente.

“El menú no puede ser más venezolano”, enfatiza el cocinero, antes de referirse al renglón de los postres, que ofrece bienmesabe, cascos de guayaba, sorbetes de fruta de temporada, negro en camisa, arroz con leche, manjar de guanábana y suflé de chocolate.

¿Más? Los pasapalos que acompañan a tragos y cocteles: el primero de la lista es el mini sándwich de pernil; le siguen tequeños, empanaditas, cochino frito, chicharrones de pescado  y vuelve a la vida.

El dato

El Asador está en la calle Londres, entre las avenidas Caroní y Nueva York. Abre de lunes a sábado, de 12:00 pm a 11:00 pm; domingos hasta las 5:00 pm.

Reservaciones: 993 1119

El chef

Daniel Torrealba nació en Acarigua, se formó en el Instituto Culinario de Caracas,  y trabajó en El Comedor con Héctor Romero. También ganó experiencia en Alto, restaurante de Carlos García; en Astrid & Gastón –El Asador abrió sus puertas en el mismo local donde estuvo el restaurante peruano en Caracas–; en Malabar, Lima; y en Leal Restaurante y Leal Bar, en donde acompañó a Edgar Leal y a Mariana Moreno, quienes lo animaron a abrir su propio restaurante.