• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

En el litoral la USB es gourmet

Hasta el próximo 26 de febrero, con excepción de la semana de carnaval | Fotos @improductora

Hasta el próximo 26 de febrero, con excepción de la semana de carnaval | Fotos @improductora

Los alumnos de Gestión de la Hospitalidad y Administración de Empresas Hoteleras de la Universidad Simón Bolívar atienden el Restaurante Escuela Camurí Alto, que funciona en la sede de la casa de estudios en Vargas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un mojito con flor de Jamaica, jengibre y limón fue el coctel elegido por los estudiantes de las carreras Gestión de la Hospitalidad y Administración de Empresas Hoteleras de la Universidad Simón Bolívar, para acompañar el almuerzo que degustaron sus comensales: ensalada César, asado negro con croquetas de plátano y de arroz, y negro en camisa.

El servicio se ofreció en el Restaurante Escuela Camurí Alto, en la sede de la Universidad Simón Bolívar en el litoral de Vargas, donde realizan prácticas los alumnos de las carreras mencionadas, para reforzar el aprendizaje en el deber ser de la gastronomía. Lo dice Daniel Figueroa, profesor en ambas carreras.

“Para cumplir con la meta trabajan durante un trimestre en cocina y sala, como lo harían en un restaurante, divididos en 2 grupos: durante 6 semanas uno se dedica a la producción en cocina y el otro al servicio en sala. A mitad de trimestre se intercambian las tareas”, explica Figueroa, quien recuerda que la iniciativa comenzó hace 33 años gracias a Georges Fontaine, profesor de la Universidad Simón Bolívar, actualmente jubilado, fundador de la cátedra de la cual el restaurante tomó el nombre.

Al principio  los menús y procedimientos eran los clásicos de la gastronomía francesa, pero el recetario se ha enriquecido con platos de la cocina internacional y, actualmente, el énfasis se pone en la cocina venezolana, lo que no quiere decir que no se ofrezcan menús de distintas latitudes. ¿Ejemplos? El almuerzo portugués ofrecido hace pocos días, que incluyó sopa de Alentejo, espetadas mixtas con milho frito, y pastéis de Belém.

La práctica. En cocina los alumnos aprenden sobre evaluación y manejo de ingredientes desde el punto de vista químico, costos y control de calidad, manipulación de alimentos,  y uso adecuado de sal y grasas. Lo hacen bajo la suprevisión de Margarita Marcano Bello, profesora de la casa de estudios, en la que obtuvo el título de ingeniero químico, al que sumó el de chef recibido en la Escuela de Artes y Oficios de Valencia.

 “Los lunes reciben clases teóricas, los martes hacen la compra, de acuerdo con el menú elegido, en mercados municipales como el de Quinta Crespo, y de miércoles a viernes cocinan”.

Los responsables de sala, además de atender al público, eligen los elementos necesarios para vestir las mesas, diseñan y elaboran los manteles individuales –de papel reciclado–, y preparan bebidas, cocteles y café. ¿Más? Sí. Atienden las recomendaciones de profesionales de distintas áreas que los visitan para que amplíen sus conocimientos. ¿Ejemplos? Las del sommelier Dinis Peñaranda, quien supervisó la elaboración del mojito, y la del barista Diego Rivas, con el que aprendieron sobre arte latte.

El dato

Hasta el próximo 26 de febrero, con excepción de la semana de carnaval, podrán degustarse los almuerzos que ofrece el Restaurante Escuela Camurí Alto –localizado en la casona colonial de la sede de la USB en el litoral, frente a Camurí Grande – de miércoles a viernes. ¿Precio? 1.500 bolívares más bebidas. Reservaciones: 906 9380.