• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

La cocina callejera sobre ruedas llegó a Lisboa

Las furgonetas permiten a los restaurantes llegar a algunos de los sitios más bonitos y con las mejores vistas de Lisboa / EFE

Las furgonetas permiten a los restaurantes llegar a algunos de los sitios más bonitos y con las mejores vistas de Lisboa / EFE

El concepto conocido internacionalmente como street foodllegó a la capital portuguesa con la iniciativa Lisboa sobre rodas, un proyecto del ayuntamiento destinado a promover la vida callejera en la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El street food llegó a Lisboa gracias a Lisboa sobre rodas, iniciativa del ayuntamiento que pretende promover la vida callejera en la ciudad. "Queremos parecernos a Berlín, Amsterdam o París, ciudades en las que florece una nueva tendencia de comida callejera, que comprende desde alimentos muy elaborados hasta los clásicos perritos calientes", dijo el concejal de Medioambiente de Lisboa, Sá Fernandes.

El ayuntamiento confió a cinco restaurantes lisboetas la tarea de acercar sus principales delicias a las ruas de la capital,  mediante el uso de cinco furgonetas-cocina, en las que elaboran los platos y que cambian de localización dependiendo del día y de la hora.

Las furgonetas permiten a los restaurantes llegar a algunos de los sitios más bonitos y con las mejores vistas de Lisboa,  que aún no disponen de bares o de kioscos donde los turistas -y los portugueses- pueden descansar y tomar una hamburguesa, un sushi o un bacalao con papas, mientras disfrutan de la ciudad del Tajo. Es el caso de la colina del parque de Eduardo VII, donde tuvo lugar la rueda de prensa de presentación de esta iniciativa, una localización desde la que se puede ver una de las vistas más impresionantes de la ciudad y que hasta ahora no tenía ningún lugar que invitara a comer algo mientras se observa Lisboa.

Cada una de las furgonetas, que pertenecen a restaurantes ya afincados en la capital de Portugal, estará localizada en cinco puntos diferentes de la ciudad: Cais de Sodré, Saldanha, Amoreiras, Entrecampos y Campogrande, y los fines de semana se juntarán todas para coronar la cima del parque de Eduardo VII. Además, cada uno ofrecerá una gastronomía diferente, que va desde las modernas combinaciones de perritos calientes, deliciosas hamburguesas hechas con vegetales frescos o exóticos niguiris de sushi,  hasta los tradicionales platos portugueses.

Por ejemplo, A frigideira de barrio ofrecerá petiscos, tapas portuguesas elaboradas a partir del clásico bacalao con patatas, un exquisito entrecot de cerdo ibérico o pequeñas delicias de lomo con cebolla. El Bananacafe, contrapunto de comida saludable de Lisboa sobre Rodas, servirá jugos naturales de piña, naranja o limón, y frescas ensaladas hechas de atún y tomate.

"Me parece una excelente idea ya que sitios como éste -la colina del parque de Eduardo VII- carecían de un bar donde poder comer alguna cosa y disfrutar de las vistas", dijo a Efe Carla, portuguesa que acudió por primera vez a una de estas furgonetas para degustar una hamburguesa.

Damián, argentino de 40 años que vive en España y que acude varias veces al año a Lisboa para hacer turismo, comentó que la iniciativa le recuerda mucho a su Buenos Aires natal, donde hay muchos puestos de comida callejera. "Pienso que es una cosa muy bonita también para los lugareños porque puedes comer comida en la calle y cada día cambia lo que puedes comprar, por lo que me gustaría poder ver algo así en Sevilla, ciudad en la que vivo", añadió el argentino mientras se llevaba el último pedazo de sushi a la boca.