• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

El cine y la gastronomía se alían en París

Las sesiones se organizan un domingo al mes en el cine Club l'Étoile y en cada ocasión un restaurante se encarga de la comida / EFE

Las sesiones se organizan un domingo al mes en el cine Club l'Étoile y en cada ocasión un restaurante se encarga de la comida / EFE

Las sesiones se organizan un domingo al mes y las posibilidades se adpatan a cualquier bolsillo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cine y gastronomía se dan la mano en París a través de diversas iniciativas que permiten disfrutar del séptimo arte con una oferta de restauración que nada tiene que ver con cotufas. Desde salas privadas en las que degustar un completo menú elaborado por un restaurante mientras se proyecta una película, hasta camiones que ofrecen delante del cine una amplia oferta de comida callejera de todo el mundo, las posibilidades se adaptan a todos los bolsillos. “El cine es una experiencia colectiva y la comida forma parte de ella”, explicó el director del grupo de salas MK2, Nathanael Karmitz. En la misma línea se expresó el fundador de Popcorn project, Alexandre Paquot, que organiza veladas en las que se proyecta un gran clásico del cine y, a continuación, se sirve una cena tipo cóctel animada por un DJ.

La idea surgió porque consideraba que muchos jóvenes como él no habían tenido la oportunidad de ver algunos de los filmes de culto en la gran pantalla. Y para atraer a más espectadores a una sala donde las películas clásicas son las protagonistas decidió impulsar el concepto de “cine social”, en el que el público puede votar antes la cinta que quiere ver, las películas son presentadas por un experto, y la cena posterior permite comentar la proyección.

Las sesiones se organizan un domingo al mes en el cine Club l'Étoile, con un precio de 30 euros –40,7 dólares– y en cada ocasión un restaurante diferente se encarga del cóctel con el requisito de que sea comida fácil de tomar. Hasta ahora, los menús han permitido dar una vuelta al mundo a través de la gastronomía: embutidos españoles, perros calientes, comida china, crêpes y kebabs han sido algunas de las propuestas.