• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

De bocadillos a platos con rigor

Guardaviñas ofrece almuerzos de lunes a sábado y cambia el menú semanalmente | CORTESÍA LUIS ENRIQUE BLANCO

Guardaviñas ofrece almuerzos de lunes a sábado y cambia el menú semanalmente | CORTESÍA LUIS ENRIQUE BLANCO

El bodegón amplió su oferta gastronómica hace siete años, cuando sumó a su menú de sándwiches –el de paleta de cerdo es el más famoso– preparaciones a base de legumbres, carnes y pastas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer plato que se ofreció en Guardaviñas fue un bocadillo de jamón serrano; el segundo, uno de ibérico con queso manchego. Ninguno de los dos está presente en el menú actual del bodegón, que abrió sus puertas hace 15 años, en el piso inferior  de la tienda de antigüedades fundada por Ángel Limés en Prados del Este, y que hace 7 se convirtió en restaurante.

“Los bocadillos solo se sirven los sábados y el más famoso es el de paleta de cerdo, que lleva tomate, lechuga, aceite de oliva y aderezo de miel y mostaza. Lo acompañan en la carta el de jamón serrano y queso gouda holandés, el de omelete con chorizo español, y el de tortilla de papas con puré de tomate seco”, aclara Alfonso Limés, a cargo del negocio familiar que comenzó su padre, que ya no es tienda de antigüedades y cuyos espacios se alquilan para la celebración de eventos privados.

Desde que tomó la decisión  de convertir Guardaviñas en restaurante Limés ofrece almuerzos de lunes a sábado. El menú cambia semanalmente aunque hay platos que nunca abandonan la carta. ¿Ejemplos? Las lentejas a la manera de Rosita, que llevan jamón y chorizo  y que se cocinan al dente, los garbanzos, que se enriquecen con paticas de cerdo, y la crema de tomate.

¿Principales? Siempre hay carnes y pastas, explica Limés, que enumera los platos ofrecidos esta semana: balotines de pollo con salsa de ají amarillo, acompañados con pastel de papa y huevo de codorniz; lomo de aguja a la plancha, para el cual se eligió como guarnición puré de topocho verde y brotes en infusión de menta y limón; lomo de cerdo al grill,  envuelto en bacon tovareño, con salsa de tamarindo, repollo salteado y ñoquis de batata; y lingüini sobre salsa de espinaca y tomate seco, con boconcini. ¿Postres? Crema de limón y mousse de chocolate, dulces a los que pueden sumarse platos como el tres leches tradicional o un  bizcocho de auyama, agrega Limés, que también trabaja con pato, novillo y cordero, y que elabora la pasta en casa.

Guardaviñas también ofrece una carta de vinos –e incluso servicio de descorche–  así como productos de emprendedores locales,  entre ellos los quesos de elabora Eva Gueron –mejor conocidos como quesos de Turgua– dice Limés, que en poco más de un mes también ofrecerá sus platos en Las Duelas, restaurante del Club Valle Arriba.

El dato

Guardaviñas está en la calle
Girasol, edificio A.L. Limés, en Prados del Este, cerca del Club Líbano.

Reservaciones: (212) 977 1570