• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

El bienmesabe gana perdiendo

 El bizcocho embebido en leche de coco es uno de los postres locales que más gusta | Foto Cortesía @comeresblog

El bizcocho embebido en leche de coco es uno de los postres locales que más gusta | Foto Cortesía @comeresblog

Ahora se enriquece con ron, lleva menos azúcar y yemas que antes, y como más se pide es con corona de merengue

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando uno de nuestros comensales pide bienmesabe le preguntamos si lo quiere con merengue y 9 de cada 10 contesta afirmativamente;  el que no lo hace es, por lo general, una persona mayor”. Lo dice Mercedes Oropeza, chef de  Amapola, restaurante caraqueño que ofrece cocina venezolana, que comparte la explicación que sobre el uso de la cobertura le ofreció Armando Scannone: “Comenzó a utilizarse alrededor de los años sesenta en restaurantes y areperas de portugueses, para disimular el resquebrajamiento del bizcocho después de pasar tiempo en nevera”.

Es por eso que la mayoría supone  que siempre llevó la corona de merengue, agrega la cocinera, antes de enumerar otros cambios sufridos por el postre, entre los preferidos del recetario local. Ahora se enriquece con ron en vez de coñac y lleva menos azúcar y yemas. ¿Las razones? “El destilado local es más asequible, la gente come menos azúcar y las yemas que ofrece el mercado son de huevos más grandes que los de granja, los que se utilizaban  antes para su elaboración”.

¿Dificil de preparar? Para nada. Solo exige un almíbar a punto de bola, una crema a base de yemas, azúcar y leche del coco, y un bizcocho para cuya preparación Oropeza recomienda la receta Bizcochuelo 1  –sin añadir la grasa para que se embeba más fácilmente con la crema– de Mi cocina a la manera de Caracas, el recetario de Scannone.

Es la que usa Leonor Zambrano –responsable de Azucart, empresa dedicada a la elaboración de postres– para preparar el bienmesabe que ofrece en shots de una onza.  “Alterno dos capas de bizcocho y crema, y agrego un tope de merengue horneado con coco”, explica la repostera, que confiesa su afición por el dulce y reconoce que en la lista de pedidos de Azucart el bienmesabe ocupa muy buen lugar.

El punk-mesabe

El cocinero español Santi Santamaría probó el bienmesabe de Pascal Chérancé hace unos cuantos años, en un almuerzo celebrado en Galipán. “Lo llevé sin saber que allí estaría don Armando Scannone, que aprobó su sabor, pero no la presentación”, recuerda el pastelero francés, cuya versión del postre –su preferido del recetario local– forma parte de Nuestra cocina a la manera de Caracas, libro con el que se rindió homenaje al recetario de Scannone por los 30 años de su publicación. “Agregué al bizcocho pulpa, crema y almíbar de coco, además de ron, antes de hornearlo en molde esférico; le añadí gelatina de ron y bolitas de coco antes de cerrarlo, lo cubrí con suspiro crudo, sobre éste pegué pequeños suspiros cocidos y nació mi punk-mesabe”.