• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Uruguay compite por un Guinness con un guiso de lentejas

Para la preparación se contruyó una olla de 4,8 metros de diámetro que al igual que la cantidad de ingredientes utilizados en la preparación fue registrada por la notaria y los peritos de pesos y medidas de acyuerdo con las exigencias del Guiness World Records / EFE

Para la preparación se contruyó una olla de 4,8 metros de diámetro que al igual que la cantidad de ingredientes utilizados en la preparación fue registrada por la notaria y los peritos de pesos y medidas de acyuerdo con las exigencias del Guiness World Records / EFE

Para la preparación se contruyó una olla de 4,8 metros de diámetro que al igual que la cantidad de ingredientes utilizados en la preparación fue registrada por la notaria y los peritos de pesos y medidas de acyuerdo con las exigencias del Guiness World Records

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una docena de cocineros y una chef revolvieron durante cuatro horas 2.365 kilos de carnes y verduras para colocar a Uruguay en el libro Guinness de los récords,  con un guiso de lentejas que se convirtió en el más grande del mundo.

“60 kilos de cebolla, 600 entre cerdo, panceta y chorizo, 430 de lentejas, 300 de papa, 3 de pimentón, 2 de orégano, 10 de sal, 50 litros de aceite, 100 de salsa de tomate y 1.000 litros de agua”, recitaba de memoria Alicia Magariños, la cocinera que llevó la batuta de este almuerzo mastodóntico que superó las 10.000 raciones previstas y que se sirvió el domingo 13 de septiembre, en Expo Prado, feria ganadera y de productos agrícolas que se celebra cada año en Montevideo.

 Magariños –especializada en cocina a gran escala– empezó a calcular las proporciones de esta sopa hace un mes pero asegura que la dedicación y el cariño, los ingredientes principales de su preparación, son inmarcesibles. “El cariño lo fue todo. El amor cuando uno cocina, esa emoción de cocinar para tantas personas y tomar la responsabilidad de involucrarse 100% lo es todo”,  subrayó la cocinera,cuyo récord personal estaba en 1.800 comensales.

 Una notaria y varios peritos de pesos y medidas registraron las dimensiones del guiso, incluida una cacerola de 4,8 metros de diámetro construida para la ocasión. Los documentos, junto con fotografías y videos, serán enviados a Guinness World Records para que certifique la hazaña, algo que puede demorar unos 20 días. Éste no es el único reto Guiness en el que ha participado Uruguay, que en 2008 ganó uno después de servir más de 12.000 kilos de carne asada.