• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Rotterdam inauguró el Markthal, primer mercado cubierto de Holanda

La inauguración del Markthal forma parte del plan urbanístico de rehabilitación de la segunda ciudad más importante del país, Rotterdam / Foto Archivo

La inauguración del Markthal forma parte del plan urbanístico de rehabilitación de la segunda ciudad más importante del país, Rotterdam / Foto Cortesía

El Markthal es un espacio multifuncional que reúne en un mismo espacio 96 puestos de comida fijos, más de 20 tiendas, 8 restaurantes, 1 supermercado, estacionamientos y 228 viviendas en la parte superior; los áticos cuentan con vistas al mercado desde el piso de vidrio de las terrazas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La transformación arquitectónica de Roterdam añadió una nueva pieza con la inauguración del Markthal, que alberga el primer mercado cubierto de Holanda y un nuevo tipo de edificio urbano que integra mercado, restaurantes, ocio, vivienda y estacionamientos.

Los trabajos, dirigidos por el estudio Mvrdv y por el arquitecto Winy Maas, cambian el panorama del barrio de Laurens y la escena arquitectónica de Roterdam. Se espera que la nueva construcción reciba entre 4,5 y 7 millones de visitantes al año. “Es el proyecto más grande que hemos hecho en nuestra ciudad. Estoy contento y probablemente esté orgulloso en un futuro si el mercado funciona”, dijo Maas, uno de los fundadores de ese estudio de arquitectura, junto con Jacob van Rijs y Nathalie de Vries.

Su trabajo, centrado en el diseño de soluciones a problemas arquitectónicos y urbanísticos contemporáneos, ha recibido numerosos premios y cuenta con el reconocimiento internacional. El Markthal es un espacio multifuncional y pionero en cuanto a concepto de edificio que une en un mismo espacio 96 puestos de comida fijos, más de 20 tiendas, 8 restaurantes, un supermercado, estacionamientos y 228 viviendas en la parte superior, de las que los áticos cuentan con vistas al mercado desde el piso de vidrio de las terrazas.

En un principio, los requisitos del proyecto daban pie a la construcción de dos bloques de edificios y un mercado pequeño entre ellos. Finalmente, con la voluntad de construir un mercado más abierto y accesible se decidió dar la vuelta a los dos bloques de viviendas resultando una enorme nave de 120 metros de largo por 40 de alto, con enormes aberturas laterales.

“Es cierto que ha sido un proyecto grande, cuya construcción ha costado 10 años, pero la parte más difícil viene ahora porque Holanda no tiene cultura de mercados cubiertos, como ocurre en España donde es algo arraigado. Aquí es más un deseo, es verdad que queremos un mercado así, pero ahora falta ver cómo encaja en nuestra sociedad”, explicó el director del proyecto.

En la parte interior del mercado, concretamente revistiendo el arco que corona el edificio, se encuentra la obra de Arno Coenen e Iris Roskam, un impresionante mural digital de 11.000 metros cuadrados y 4.500 piezas de aluminio perfectamente encajadas. Para crear las ilustraciones en 3D que componen esta obra artística, conocida bajo el nombre de El cuerno de la abundancia, se ha contado incluso con tecnología Pixar.

Coloridas ilustraciones de frutas, verduras, flores, así como edificios emblemáticos de Rotterdam, a través de los que el artista pretende crear la ilusión al visitante de estar mirando al cielo a través de la arquitectura del mercado. Es una gigantesca obra de arte que representa la imagen del cuerno de la abundancia, en la que elementos de la naturaleza bajan desde el cielo a la tierra.

“Cuando surgió la idea estábamos sentados en el jardín, todo estaba en flor y los insectos revoloteaban a nuestro alrededor”, explicó Arno Coenen durante la conferencia de prensa de la presentación de esta obra que esta tarde será inaugurada por la reina Máxima de Holanda.

Durante las obras de construcción del edificio, que empezaron en 2009, se han descubierto hallazgos arqueológicos. Sus restos pueden visitarse hoy en De Trijdtrap, exposición permanente vertical, que se localiza en medio de la caja de la escalera mecánica del mercado y muestra las piezas encontradas, explica el origen de Roterdam y la historia de los alimentos.

“Esta zona era el dique y construir aquí un edificio como nunca antes se había hecho requirió coraje. Hemos construido sobre las cenizas de Rotterdam, sobre el pasado, no hemos restaurado. Y por eso mostrar el pasado en la exposición permanente fue una decisión inteligente”, agregó Maas.

La inauguración del Markthal forma parte del plan urbanístico de rehabilitación de la segunda ciudad más importante del país, después de Amsterdam, y que busca reavivar el barrio de Laurens y alrededores de la estación Blaak, zonas del centro que hasta ahora quedaban casi desiertas después del horario comercial y de oficina. Un plan que desde 2009 prevé reactivar la población y actividad del centro de Roterdam con proyectos arquitectónicos y urbanísticos que atraigan a más residentes, y tengan un claro impacto en los visitantes.