• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Ron de Venezuela D.O.C., esa melaza que ríe

En la categoría 5 años o menos lograron Doble Oro Ocumare Añejo Reserva Especial | Foto Cortesía Ron Carúpano

En la categoría 5 años o menos lograron Doble Oro Ocumare Añejo Reserva Especial | Foto Cortesía Ron Carúpano

A la cabeza de la categoría de rones blancos Diplomático Reserve obtuvo el máximo galardón, Doble Medalla de Oro, Pampero presea de oro y Ocumare Platino plata

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“En el imaginario poético de los que somos cultores del ron habita una sensación de historia mágica que se activa cada vez que nuestros labios se mojan en sus gracias. Son historias de la Colonia, leyendas blancas y negras, historias de esclavos alzados y sumisos, la epopeya independentista, tierras perdidas y tierras recuperadas, la música que lo acompaña al son del tambor, sus propiedades afrodisíacas y remedio del alma, porque es medicina contra la depresión…”

Humberto Márquez

Sabroso. Amigable. Desenfadado. Intenso. Armonioso. Equilibrado. Profundo. Imprescindible. Así es el Ron de Venezuela. Su sólido triunfo en la V edición del Congreso Internacional del Ron de Madrid 2016 merece todos los elogios. Pese a las dificultades conocidas para producir y comercializar cualquier cosa hoy por hoy en este extraño y desmesurado  país petrolero, el mensaje futuro de los ancestros, pioneros productores y catadores de la perseguida tafia, aquel original aguardiente salido de los primeros cañamelares y trapiches de esta Tierra de Gracia, hoy nuestro ron es presente exitoso y codiciado por los mercados y paladares más exigentes del mundo. Porque si la competencia convocada y organizada por este evento, el más importante de España y en la actualidad uno de los más representativos del mundo de los destilados de caña, destaca y premia 19 etiquetas de nuestras mejores marcas, algo debe estar haciendo bien la industria venezolana del ron.

Así, las más emblemáticas casas, donde se cuentan Ron Santa Teresa, Ron Carúpano, Cacique, Pampero, Diplomático (DUSA), Ocumare, y las más jóvenes Ron Veroes y Roble Viejo, mostraron sus mejores atributos y subieron al podio al resultar ganadoras en las más importantes categorías de ron previstas por la organización del concurso.

Pero veamos el medallero. Vale recordar que la competencia recibió este año la nada desdeñable suma de 332 muestras de rones de todo el mundo, de las cuales las medallas  Doble Oro representaron 7%, Oro 16%, Plata 17%, Bronce 17%, más un restante 43% de etiquetas que no fueron premiadas. Los rones fueron catados a ciegas, como manda el reglamento.

A la cabeza de la categoría de rones blancos Diplomático Reserve obtuvo el máximo galardón, Doble Medalla de Oro, Pampero presea de oro y Ocumare Platino plata. En la categoría 5 años o menos lograron Doble Oro Ocumare Añejo Reserva Especial, Pampero Añejo Especial y Ron Añejo Veroes; Pampero Oro se llevó medalla de oro y Cacique Añejo bronce. En la serie de Rones Extra Añejos entre 6 y 10 años de guarda, Ron Roble Extra Añejo ganó Doble Oro; Cacique 500, Pampero Aniversario  y Santa Teresa Linaje obtuvieron medalla de oro, y Pampero Selección 1938 plata. En la categoría de rones Extra Añejos entre 11 y 15 años, Santa Teresa Ron Antiguo de Solera 1796 obtuvo medalla de oro, Diplomático Reserva Exclusiva plata, y Roble Viejo Ultra Añejo y Cacique Antiguo fueron reconocidos con bronce. Finalmente y en la categoría de rones más exigida y ambiciosa, los llamados Súper Premium, añejados 21 años o más, Ron Carúpano no bajó del podio y  su Carúpano X. O. Antiguas Reservas  obtuvo medalla de plata y Carúpano Legendario bronce. No contento con este rico medallero el país recibió además el galardón “Mejor presentación de producto” con la botella diseñada para Pampero Blanco.

En resumen, Venezuela obtuvo galones en las cinco categorías más importantes del concurso, de las cuales cinco son doble medalla de oro, seis de oro, cuatro de plata y cuatro de bronce. Un total de 19 medallas. Imposible pedir más.

Lo mejor del país

Hablar de ron es hablar de la siembra y cultivo de caña de azúcar, pues de su savia sacarosa también se extrae la melaza, materia prima esencia del complejo y rico destilado. La importante producción de alcoholes, pesados y livianos y de altísima calidad, posible en Venezuela, sería impensable sin el cultivo de la caña de azúcar.

El ron es un producto que sostenidamente se desarrolla y crece ligado a una clara  noción de venezolanidad. Cada botella contiene lo mejor de este país. Soñadores de rones y líderes del estilo e individualidad de cada casa, los llamados maestros roneros, llevan sobre su sensibilidad los altos parámetros de excelencia del Ron de Venezuela. Así, los protagonistas imprescindibles de esta épica son Carmen López de Bastidas, archivo gustativo de Ron Carúpano; Néstor Ortega, nariz devota de Ron Santa Teresa; Tito Cordero, alquimista de las mezclas de Diplomático; Luis Figueroa, sabia memoria de Cacique y Pampero; Andrés Contreras,  conocedor de cada barrica de los rones Ocumare; Giorgio Melis, paladar de Roble Viejo, y Enrique Méndez, artífice del precoz Ron Veroes. Sin ellos esta historia no sería tan sabrosa.