• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Pasión por el Cacao de Origen

Cacao | EFE

Cacao | EFE

En Venezuela existen más de 28 varietales de cacao criollo, privilegio que no tiene ningún otro país, y su multiplicidad de tonos inquieta a especialistas del mundo entero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hablar de Venezuela es hablar de cacao. Durante la Colonia fue el primer rubro de exportación y la verdadera riqueza del país, motivo de contrabando, esclavitud y lucha por la independencia.

El cacao venezolano ha sido, desde esa época, el más deseado por los europeos. Un dato despierta orgullo: a sus granos se les identificaba como "Caracas" en recetas del siglo XIX registradas en la localidad siciliana de Módica.

Esta emoción por el cacao venezolano tiene sus razones.

Las condiciones geográficas del país, el "descuido en las plantaciones" y los procesos en el tratamiento de semillas ­como secar los granos al sol­ lo engrandecen. En Venezuela existen más de 28 varietales de cacao criollo, privilegio que no tiene ningún otro país, y su multiplicidad de tonos inquieta a especialistas del mundo entero.

Desde hace pocos años los expertos en chocolate han centrado su trabajo en la obtención de las semillas, los tonos y los sabores que las caracterizan, de acuerdo con su origen, tipología y procesos, para convertirlas en tabletas de chocolate de autor. Esta tendencia se conoce internacionalmente como from bean to bar, es decir, "de la semilla a la tableta", y está en auge.

Adentrarse sin reservas en este proceso ­desde el productor del mejor cacao del mundo­ es la motivación inicial de Cacao de Origen, espacio liderado por María Fernanda Di Giacobbe, reconocida nacional e internacionalmente por su pasión por el cacao, que abre hoy sus puertas en el secadero 5 de la Hacienda La Trinidad, para arraigar en nuestro ADN la cultura cacaotera en Venezuela.

Es un proyecto 360°. El productor presenciará la transformación de su semilla y el maestro chocolatero conocerá su origen y procesos. Así, el cacaotero irá con su cosecha al laboratorio y el experto chocolatero fabricará con él su tableta. Cada edición será limitada y tendrá el sello del productor y del maestro chocolatero. Un porcentaje de las ventas de esa tableta regresará al productor, en asesoría y mejoramiento de su plantación.

Pero Cacao de Origen es mucho más. Es la alianza con conocedores de los procesos del cacao y del chocolate, con las universidades Simón Bolívar, Central de Venezuela y Católica Andrés Bello para transmitir conocimientos, con las cámaras internacionales para el intercambio con expertos del mundo, con diferentes escuelas para la enseñanza de los procesos a los niños, con el público en general para la difusión de este fascinante mundo a través de charlas y talleres, con ingenieros en la creación de viveros con diferentes tipos de varietales para preservar y estudiar la genética de nuestro gran tesoro.

Es un proyecto por y para Venezuela, un lugar de encuentro entre la tradición y las ideas, entre el origen y sus posibilidades, entre la realidad y el progreso, entre los procesos y los sabores, entre la ciencia y la artesanía, entre la pasión y el arte traducido en diseño, entre la maraca y el crujir de la tableta.