• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

En Nairobi se cautiva a los turistas con avestruz, cocodrilo y camello asado

Los clientes de Carnivore se sienten atraídos por los métodos de cocción utilizados por los masai / EFE

Los clientes de Carnivore se sienten atraídos por los métodos de cocción utilizados por los masai / EFE

En el restaurante Carnivore, en la capital keniana, la carne se prepara ensartada en largas espadas y asada sobre un hoyo lleno de carbón, al estilo masai y se garantiza a la clientela que su consumo no pone en riesgo a las poblaciones de animales salvajes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carne de cocodrilo –sabor perdido entre el pescado y el pollo–, de avestruz y de camello adobado con especias son tres de los ingredientes que ofrece el restaurante Carnivore, en Nairobi, la capital keniana, que se ha convertido en otro de los grandes atractivos tuísticos del país de los safaris. Se asan ensartados en una larga espada, sobre un enorme hoyo lleno de carbón, al estilo de tribal masai y, de acuerdo con Gereson Yongo, encargado del local, “más que una comida lo que se ofrece es una experiencia”.

Ver cómo cortan la carne con las espadas masai delante de ellos impresiona a los turistas, agrega Yongo, mientras los camareros, que también son partícipes de este espectáculo gastronómico, e pasean por el salón con largas brochetas recién sacadas del fuego para cortar la carne directamente sobre el plato del cliente, como se hace en las churrasquerías brasileñas. En el local, envuelto por el agradable aroma característico de la cocina a la brasa, es difícil conseguir mesas libres de un buen trozo de carne. Allí no hay lugar para los vegetarianos.

Aunque pueda parecer habitual comer carne exótica en Kenia son muy pocos los restaurantes que la ofrecen, sobre todo después de que los gobiernos han endurecido la legislación para luchar contra la caza furtiva de animales salvajes. Anteriormente, se podía degustar cebra, búfalo, jirafa o ñu en Nairobi; ahora la carta se ha reducido considerablemente para proteger la vida salvaje del país. Por este motivo, este local garantiza a sus clientes que todo lo que se cocina se compra de manera controlada, sin que suponga ningún riesgo para las especies.

“Nosotros tampoco queremos seguir ofreciendo esa carne porque queremos conservar la vida salvaje y estar seguros de que la gente actúa de la forma correcta”, aclara el responsable del Carnivore, restaurante que se abastece principalmente de granjas locales, como Mamba Village, un criadero de cocodrilos cercano a Mombasa, principal ciudad costera del país, el mayor de África oriental, donde crecen más de 10.000 reptiles en un espacio que recrea el hábitat natural de la especie. La carne de avestruz procede de Maasai Ostrich Farm, granja situada en Kitengela –a treinta kilómetros de Nairobi– donde las aves crecen de manera salvaje. Este paraíso para los amantes de la carne también ofrece a sus clientes la carne local y la más abundante en Kenia: cordero, pollo, ternera y cerdo.

Desde que abrió sus puertas en 1980 en Nairobi, Carnivore ha recibido millones de clientes de todo el mundo, su éxito le ha permitido a sus dueños abrir otros locales en Johannesburgo y tienen planes para llegar a Mozambique y Zambia.