• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Manjares que llegaron de fuera

La colomba pascual

La colomba pascual

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los platos tradicionales de la Semana Santa europea se sumaron con gusto a la mesa local. ¿Ejemplos? Los italianos, renglón en el que reina la colomba pascual, que tuvo su origen en Verona, más industrial que artesanal, cuyo sabor y textura recuerdan al del panettone y que lleva almendras en su superficie.

A ella se suman la pastiera y los cannoli, preparaciones del sur italiano que comparten ricotta y cáscaras de naranja como ingredientes, sabores que se complementan –en el segundo caso– con crema chantilly o de chocolate.

“Gustan mucho”, coinciden Geraldino Sessa y Marilena Tarantini, responsables de dos de las panaderías caraqueñas que tradicionalmente ofrecen ambas preparaciones durante la Semana Mayor: Delicateses Roma, en la avenida Victoria, y Panadería Las Nieves, en Chacaíto.

De España llegaron para quedarse las torrijas –rebanada de pan viejo empapada en leche, rebozada en huevo y frita en aceite, aromatizada con canela y endulzarla con miel y azúcar– de las que se dice tuvieron su origen en conventos andaluces de finales del siglo XV.

Es, a diferencia de los dulces italianos mencionados, un plato más bien casero, como los buñuelos de Cuaresma que integran el recetario canario junto con las truchitas, preparación a base de  batata que sí se ofrece en mostrador: en el de la Panadería Sabrina, en la avenida Miguel Ángel de Colinas de Bello Monte.