• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Guayana multiplica su generosidad en el plato

Guayana multiplica su generosidad en el plato / Foto: El Nacional

Guayana multiplica su generosidad en el plato / Foto: El Nacional

El evento reunió a artesanos y emprendedores de la región, dedicados a la gastronomía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Despensa del Sur fue el nombre elegido por Guayana Sabe Bien,  asociación que dirige el cocinero Juan Carlos Sayalero, para mostrar el trabajo de los emprendedores de la región. Bastó un día para dejar claro que es mucho y de calidad.

El evento se celebró a finales de marzo, en el Hotel Eurobuilding Plaza Guayana, en Puerto Ordaz. 

Allí estaban Ángel Guédez y su esposa Gabriela, fundadores de Panes y Tortas El Artesano, empresa que ya cumplió 20 años.

La pareja mostró en el evento el provecho que saca al merey. ¿Ejemplos?  Mazapán –no conserva– elaborado a partir de la pulpa molida del fruto, “con cuidado para evitar que pierda grasa”, explicó Guédez, que también mostró fudge de dulce de leche que elabora con el fruto, y los turrones en los que lo combina con chocolate amargo o de leche.

Pero la “joya de la corona” –como dice el mismo Guédez– es el cremino, perfecta combinación de puré de merey y macadamia larense con avellanas. No hubo quien no hablara bien del dulce.

Gilma Sandoval se lució con sus tequeños. Esta colombiana llegó a Puerto Ordaz hace 20 años junto con Gabino Sandoval, su marido, y sus cuatro hijas, Diana entre ellas, quien recuerda que su mamá era cosmetóloga y su papá minero. “Él soñaba con emprender un negocio que le recordara a su Maracaibo natal y decidió traer tequeños y pastelitos desde allá, para revenderlos aquí”. 

Con la regulación del precio de los quesos –agrega– el negocio se vino abajo. Los Sandoval decidieron alquilar un pequeño galpón y endeudarse para adquirir equipos.

“No fue fácil”, dice Diana. “Mi mamá hizo cientos de pruebas hasta que consiguió la masa que quería: de hojaldre, para freír u hornear.

Después decidió ofrecer otros sabores: chocolate, jamón ahumado, queso pasteurizado y bocadillo de guayaba fueron los elegidos y el éxito llegó de inmediato”, explica.

En 2009 se registró El Tequeñazo, empresa que emplea actualmente a 50 personas y ofrece más de 300 sabores del pasapalo nacional, entre ellos, vegetales y frutas. “Las masas se enriquecen con zumos y extractos de estos ingredientes y se rellenan con queso”.

De plátano, yuca y cacao. Los cup patacón que elaboran Claudia Brito y su esposo José David Pérez destacaron por la delicadeza y el espesor de la masa de plátano verde con los que se preparan, y por el tamaño, ideal para pasapalo. “Por muchos años ofrecimos servicio de catering y de todos los productos del menú,  el cup patacón, relleno con distintas preparaciones, siempre fue el que más gustó”, asegura Brito, quien confiesa que comenzó a ganar destreza en la elaboración del plato con una “pataconera” de madera que adquirió a un artesano colombiano.

Ante la cantidad de pedidos la pareja decidió ofrecer su plato bandera al por mayor. Pérez diseñó la máquina que le permitió hacer copitas de plátano verde “por montones” y, desde entonces, el negocio va viento en popa. “Vendemos el cup patacón precocido”, explica Brito, quien asegura que su producto da  mejor resultado frito que horneado, eso sí, en aceite muy caliente y por no más de 2 minutos”.

Las que sí quedan muy bien cuando se hornean o asan en budare son las yukepitas que ofrecieron Giordana Mata y su esposo Juan Portillo en el evento. Estas arepas, elaboradas a partir de harina de yuca mezclada con queso blanco proveniente de Santa Bárbara del Zulia, destacaron por su sabor y por las ventajas que ofrecen: con la cadena de frío adecuada duran en perfectas condiciones hasta 24 días en nevera  y hasta 90 en congelador.

“Mi esposo es de Maracaibo, yo de Caracas y nos vinimos a Puerto Ordaz con la intención de abrir un negocio. Pensábamos en una pollera y buscábamos una guarnición distinta a la yuca –hervida o frita–  tradicional. Una tía nos invitó a comer, nos ofreció una arepa de yuca y cambiaron los planes”, afirma la pareja, que después de meses de prueba vende sus yukepitas, desde principios de año, en los bodegones más importantes de la ciudad.

En La Despensa del Sur no faltó el cacao. Lo llevaron Marizela Urbina y su hija, Marisel Pacheco, responsables de Cocoa Chocolates Artesanales y Bakery, empresa dedicada a la elaboración de bombones y fundada hace poco más de dos años.

Los asistentes al evento probaron las novedades de la casa: Telita, Vía Upata –bombón relleno con catalina y queso guayanés, con un punto de chocolate blanco– y Mendigo Guayanés, de merey tostado, jalea de mango, casabe y papelón rallado. Los 3 sabores que se sumaron a la lista de casi 20 que ofrece la casa.

¿Más? El queso guayanés de los Hermanos Pulgar, reconocido por su calidad y por su presentación: envasado al vacío y colocado en un recipiente plástico, que permite llevarlo de una vez a la nevera.

La Despensa del Sur fue una fiesta de sabores locales ofrecidos por emprendedores interesados sacar provecho a sus productos y con una meta en común: buscar la manera de que cada uno de ellos se venda en el resto del país.

Contactos:

Panes y Tortas El Artesano, panesytortaselartesano@gmail.com; El Tequeñazo, www.eltekenazo.com; Cup Patacón,eventosbeyond@gmail.com; Yukepitas,yukepitas@gmail.com; Cocoa Chocolates Artesanales & bakery, TW @bombones_cocoa y FB Cocoa Chocolatería; Hermanos Pulgar,  lácteoslaguayanesa@gmail.com