• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Francia celebrará su cocina con menús en 1.300 restaurantes del mundo

En Versalles, seis grandes chefs servirán al jefe de la diplomacia francesa/ Cotesía

En Versalles, seis grandes chefs servirán al jefe de la diplomacia francesa/ Cotesía

 Por Venezuela ofrecerán cenas los restaurantes Le Gourmet y Palms, a cargo de los chefs Elías Murciano y Helena Ibarra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El objetivo es rendir homenaje a la excelencia de la cocina francesa, a su capacidad de innovación y a los valores que transmite, además de celebrar una actividad que los organizadores consideran que impulsa la paz allá donde se practica. En Venezuela, cuatro restaurantes se sumaron a la cita

Más de 1.300 restaurantes y bistrós de 150 países ofrecerán hoy 19 de marzo un menú típico francés, en una velada bautizada Goût de France/Good France, que tendrá su máxima expresión en el Palacio de Versalles, donde el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, recibirá a 650 invitados.

En la cita participan 195 restaurantes latinoamericanos, 34 españoles y 18 portugueses. Por Venezuela ofrecerán cenas los restaurantes Le Gourmet y Palms, a cargo de los chefs Elías Murciano y Helena Ibarra, respectivamente; . Ocean Tropic, del chef Jacques Decrock, en lecherías; y Sábalo, en Maracaibo, con Algimiro Torres en los fogones. Así lo informó Frédéric Desagneaux, embajador de Francia en el país, durante una recepción que ofreció a representantes de los medios de comunicación.

En Versalles, seis grandes chefs servirán al jefe de la diplomacia francesa: el aperitivo será obra de Marc Haerbelin; Joël Rebuchon creará el entremés; Alain Ducasse -responsable de la iniciativa- ideó un entrante caliente; Gérard Passedat cocinará el pescado; Alain Dutournier la carne;  y Guy Krenzer firmará el postre. Los mejores quesos y vinos del país completarán este banquete al que asistirán los embajadores de los países participantes, así como autoridades, artistas o patronos.

"Solo en los restaurantes y bistrós seleccionados se calcula que entre 80.000 y 100.000 personas disfrutarán hoymañana de una gastronomía de inspiración francesa", dijo a las agencias el embajador Philippe Faure, coordinador general del evento y presidente del consejo de promoción del turismo francés.

"Cien mil personas que se desplazan y pagan es mucha gente; ninguna gastronomía del mundo hizo esto antes", resaltó.

En el origen del proyecto están los Dîners d'Épicure o Cenas de Epicuro, promovidos en 1912 por el chef Auguste Escoffier para impulsar  a escala planetaria el saber hacer gastronómico francés, en su tiempo mediante la creación de la Ligue des gourmands. Más recientemente, una conversación con el crítico de Le Monde Jean-Claude Ribaut sobre aquellos memorables ágapes incitó a Faure y a Ducasse a proponer una versión actualizada a Fabius, quien dijo sí en el acto, recordó el diplomático.

"Todo el mundo se implicó luego. El ministro dio carta blanca, Ducasse logró movilizar a todos los grandes restaurantes franceses; juntos llamaron a sus amigos en el extranjero, a los chefs españoles, japoneses o americanos, y crearon un comité de selección", explicó. Si en 1912 los comensales degustaban exactamente las mismas recetas en varias ciudades del mundo, en 2015 se deleitarán a la francesa, pero no con el mismo menú. Cada chef podrá crear el suyo, con los medios disponibles, destinados a su clientela específica.

El aperitivo se acompañará de champán o de vino blanco, de foie gras o de paté, según el tipo de establecimiento, y será seguido de entrante, pescado, carne, postre - obligatoriamente de chocolate- y por supuesto de queso, único elemento junto con el vino que debe ser de procedencia francesa, indicó Faure.

Con estos criterios, unidos a una alta exigencia de calidad en la que prime el producto, el gusto y su aderezo, además de su presentación, fueron seleccionados los más de 1.300 grandes restaurantes de lujo, mesones, bodegas y tabernas participantes.

El objetivo es rendir homenaje a la excelencia de la cocina francesa, a su capacidad de innovación y a los valores que transmite, además de celebrar una actividad que los organizadores consideran que impulsa la paz allá donde se practica. De ahí que la iniciativa aspire igualmente a dar una realidad concreta a la presencia de La comida gastronómica de los franceses, sus ritos y presentaciones, en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2010.