• Caracas (Venezuela)

Comer y Beber

Al instante

Barcelona saboreará brownies con toque venezolano

Red Velvet  al estilo Montagne / cortesía Betina Montagne

Red Velvet al estilo Montagne / cortesía Betina Montagne

La chef venezolana Betina Montagne, asociada con un empresario español, ofrecerá pastelería americana tradicional adaptada al gusto europeo: menos dulce y más ligera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Betina Montagne está a punto de abrir una pastelería especializada en preparaciones norteamericanas en Barcelona. “Además de brownies y cupcakes, las más famosas y las que más gustan, se ofrecerán tartas y bizcochos enriquecidos con masa batida, cítricos y frutos rojos, y por supuesto galletas”, explica la chef venezolana, que llegó a la ciudad española  hace casi siete años para seguir el curso de pastelería que ofrece EspaiSucre, escuela restaurante fundada por el repostero Jordi Butrón y en la lista de las mejores del mundo.

La elaboración de cada uno de los productos que se ofrecerán en el establecimiento, del que Montagne no revela el nombre –“lo haré el día que inaugure”, afirma, segura de que será antes del próximo 20 de febrero– está relacionada con los principios del slow food. “Sólo utilizaremos ingredientes de productores, cooperativas y campesinos de la comunidad de Cataluña”, afirma la cocinera, quien cita, entre otros, los huevos de Calaf – “de aves que viven en libertad, comiendo lo que siempre han comido pollos y gallinas”–, aceite catalán y mantequilla de los Pirineos.

Montagne, que además de socia del nuevo local ejercerá como chef ejecutiva –será responsable del desarrollo de las recetas y de los cambios necesarios para adaptarlos al paladar español, menos dulces y más ligeras –, también estará a cargo del entrenamiento del personal.

Es mucho trabajo, reconoce,  pero no tanto como para abandonar los cursos que dicta sobre la especialidad en EspaiSucre –a la que llegó después de ejercer como chef pastelera del restaurante Il Grillo, en Caracas, y de cuyo pensum sobre pastelería americana es responsable–, ni tampoco los que ofrece en Chocolate Academy por invitación del reconocido chocolatero catalán  Ramón Morató.

“La idea de abrir una el establecimiento fue de uno de mis alumnos, un empresario español que el día de la entrega de diplomas me invitó a tomar un café. Acepté encantada y apenas nos sentamos me confesó que su sueño era montar una pastelería”, cuenta Montagne. “Me preguntó si yo podía asesorarlo, le pedí ver el local en el que pensaba instalar el negocio y apenas lo ví ví le dije ‘agárralo’, no hay mejor lugar en Barcelona para un negocio como el que quieres”, agrega la pastelera, encantada de trabajar en pleno centro de la ciudad, en la calle Diputación con Aribao, detrás de la plaza Universidad.

Ese mismo día le confirmó al empresario su interés por asesorar el proyecto y desarrollar el concepto,  e inmediatamente comunicó a la escuela su decisión de trabajar en ello. “Me dieron todo el apoyo que necesitaba”.

Poco tiempo después el socio de Montagne se dio cuenta de la envergadura del proyecto y mientras disfrutaban otro café le preguntó si estaba interesada en asociarse. “Interés no me falta, pero dinero sí”, contestó la venezolana. ¿La respuesta? “A eso le damos la vuelta”. Poco tiempo después de definir un plan de pago conveniente para Montagne, además de un buen salario –“porque me lo merezco”– cerró el trato.

 “Ya comencé a trabajar en los cambios en las recetas”, dice Montagne, antes de enumerar características de los postres norteamericanos: no son tan crujientes como los europeos pero sí más dulces y grasosos. Sumará colorido con los glaseados y flores naturales como ingredientes. ¿Y venezolanos? “Por supuesto”. La chef tiene en mente incluir en el menú su tres leches de mango, “ideal para acompañer un té Earl Grey”, y el bienmesabe, dos de los postres del país por los que siente pasión la cocinera, quien asegura que nunca olvidará el primer curso de pastelería que siguió: “fue en la Escuela de Alta Cocina, en Caracas, y lo dictaba el profesor Marcos Hernández”.