• Caracas (Venezuela)

Claudio Nazoa

Al instante

Qué lástima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 2003 publiqué un artículo titulado: “Qué lástima”. Qué lástima que hoy, en 2015, tenga que publicar otro.

 

-Qué lástima que ya no podamos tomar whisky ni vino.

-Qué lástima que tengamos que reconocer que con los adecos y los copeyanos se vivía mejor.

-Qué lástima que ya no podamos llevar a nuestra familia a comer en un buen restaurante.

-Qué lástima que los venezolanos tengamos que hacer colas interminables y humillantes.

-Qué lástima que los niños con cáncer del JM de los Ríos no tengan insumos para la quimioterapia.

-Qué lástima que muchas familias venezolanas se hayan visto obligadas a emigrar.

-Qué lástima que las zonas de paz del gobierno sean zonas de guerra.

-Qué lástima que estudiantes estén presos por luchar por su futuro.

-Qué lástima que Ricardo Sánchez se haya lanzado por el barranco de la ignominia.

-Qué lástima que los presos políticos no puedan ver crecer a sus hijos.

-Qué lástima que el gobierno se ensañe en contra del hijo de Baduel.

-Qué lástima que existan abstencionistas y candidatos autoproclamados que no reconozcan que, para salvar a Venezuela, necesitamos el voto unido.

-Qué lástima que copeyanos verdes parezcan rojos.

-Qué lástima que Maduro sea tan malo como el cantante Romeo Santos.

-Qué lástima lo de Chávez.

-Qué lástima que el defensor del pueblo sea tan bello.

-Qué lástima que el gobierno les eche la culpa de nuestra tragedia a la oposición, a los colombianos, a los españoles y a los norteamericanos.

-Qué lástima que en Venezuela los servicios públicos sean cada día más malos.

-Qué lástima, qué vergüenza y qué falta de respeto que Aristóbulo tenga absolutamente abandonado el aeropuerto de Barcelona.

-Qué lástima que escaseen medicamentos, café, pañales, toallas sanitarias, pan, leche, carne, pollo, huevos...

-Qué lástima que murieron Vicente Convit, Oscar Yanes, Pedro León Zapata, Graterolacho, Simón Díaz, Gustavo Rodríguez, Hugo Blanco, el profesor Alexis Márquez Rodríguez, la bailarina Belén Lobo e Isa Dobles.

-Qué lástima que los corruptos y los malandros casi nunca se mueren.

-Qué lástima el Consejo Nacional Electoral que tenemos.

-Qué lástima que Globovisión sea tan solo una sombra de VTV.

-Qué lástima que los ojos de Chávez no puedan ver el desastre que nos dejó.

Y en fin, qué lástima que nuestros hijos y nuestros nietos, por ahora, no puedan vivir lo que disfrutamos nosotros: la democracia que con tanto sacrificio y lucha nos dejaron como herencia nuestros padres y nuestros abuelos.

¡Qué lástima toda esta vaina!