• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Con zancudos transgénicos emprenden cruzada biológica contra los virus

No se descarta que los fallecimientos pudieran responder a una versión atípica de la fiebre chikungunya | Foto Archivo El Nacional

No se descarta que los fallecimientos pudieran responder a una versión atípica de la fiebre chikungunya | Foto Archivo El Nacional

Brasil, Panamá, Argentina y Colombia lideran iniciativas que buscan acabar con la población de Aedes aegypti y Aedes albopictus, transmisores de dengue y chikungunya

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Aedes aegypti y el Aedes albopictus han causado dolores de cabeza en 2014 al ser los agentes de contagio del dengue y el chikungunya. En medio de la lucha contra esos virus, los venezolanos cuentan apenas con algunos recursos para prevenir las picadas. Hay quienes apelan a repelentes si los consiguen en farmacias. Otros deben conformarse con las esporádicas jornadas de fumigación.
Sin embargo, la incidencia de enfermedades transmitidas por vectores en América ha activado en algunos países una auténtica cruzada biológica contra los zancudos. Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud, en la región, hasta el 19 de septiembre de 2014 había 792.178 casos sospechosos de chikungunya, 9.537 comprobados mediante pruebas de laboratorio y 113 muertos. Con respecto al dengue, hasta el 22 de septiembre reportaron 868.227 casos sospechosos, 78.739 confirmados y 484 muertes.
Para detener las epidemias países como Brasil, Panamá, Colombia y Argentina se propusieron acabar con las poblaciones de Aedes. En Brasil realizan pruebas de campo con zancudos modificados genéticamente para tener crías no viables. La idea es saciar el afán reproductor de la hembra con huevos que nunca lleguen a eclosionar.
En la ciudad de Juazeiro, en el estado de Bahía, instalaron el primer laboratorio para reducir la incidencia de dengue con mosquitos transgénicos, perteneciente a la Organización Social Moscamed. En el lugar crían semanalmente medio millón de machos de Aedes aegypti modificados que son liberados para que se crucen con hembras no alteradas genéticamente. “Pretendemos llevar la experiencia a la localidad de Jacobina, de 79.000 habitantes”, dijo Danilo Carvalho, gerente del proyecto, al diario español El País.

Carvalho informó que es necesario liberar 500 mosquitos transgénicos semanales por habitante para disminuir la población total de Aedes.
“Yo lo veo como ciencia ficción todavía. Estamos a la espera de los resultados”, señala María Eugenia Grillet, entomóloga de la Universidad Central de Venezuela. Para ella es difícil que la estrategia pueda acabar con la superpoblación de mosquitos que hay en este momento. En Venezuela el último reporte de septiembre del Ministerio de Salud sobre el índice aédico en casas indica que en 24,2% de los hogares hay presencia del vector.
“La estrategia debe ser estratificar los casos para disminuir los focos más activos de la epidemia, usar métodos químicos de forma controlada, y emplear una campaña educativa para que la gente sepa que desde casa se puede solucionar”, opina.


En Panamá también están ensayando esta técnica para erradicar el dengue. Entre marzo y agosto, tenían planeado liberar 5.760.000 mosquitos hechos en laboratorio en tres comunidades del boscoso distrito de Arraiján, reseñó la agencia EFE. Además de la cruzada biológica, el gobierno de ese país aprobó una partida extraordinaria de 1,5 millones de dólares para la eliminación de criaderos, y ordenó demoler dos mansiones abandonadas que fueron confiscadas al exdictador Manuel Noriega y que se habían convertido en un nido del vector.

Depredadores

La Universidad Nacional de La Plata, en Argentina, publicó recientemente en su página web que científicos de esa casa de estudios desarrollaron un larvicida biológico para combatir el mosquito que transmite el dengue y el chikungunya.


Se trata de un hongo acuático llamado Leptolegnia chapmanji. Luego de las pruebas pertinentes, los investigadores creen que únicamente resta definir la manera en la que el hongo será preparado para conservar viabilidad y virulencia y poder ser comercializado en el mercado.
También en Colombia optaron por depredadores. Noticias Caracol reseñó que a mediados de septiembre las autoridades de salud del Departamento de Bolívar liberaron en estanques, tanques de agua y piscinas peces de la especie sardinilla, devoradora de insectos, para que acaben con las larvas que se forman en el agua.

Estrategia de la OPS


La Organización Panamericana de la Salud indica en su página web que los esfuerzos de prevención y control del chikungunya y el dengue deben centrarse en la reducción del número de mosquitos y la disminución de los hábitat naturales o artificiales que contribuyen a su reproducción. En una chapa de refresco con agua de una zancuda pueden nacer hasta 7 huevos, que toman entre 4 y 7 días en desarrollarse. En cualquier depósito de agua, desde una bromelia hasta un tanque de abastecimiento pueden anidar zancudos. Por ello, la prevención también se basa en la reducción de la exposición humana a los mosquitos a través de pantallas de puertas y ventanas, el uso de repelentes de mosquitos en la piel expuesta, la utilización de camisas de manga larga y pantalones largos, y el apoyo a los programas locales de control de vectores, indica el organismo.