• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

7.410 tortugas verdes han nacido en Isla de Aves

Esta isla es un refugio de fauna silvestre custodiado por el Minamb en conjunto con la FAN, espacio que se ha convertido en uno de los principales lugares del mundo para la reproducción de este quelonio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un total de 7.410 tortugas verdes han nacido en la Isla de Aves, ubicada en el territorio venezolano, en el Mar Caribe, al oeste de las islas de Sotavent, gracias al programa de conservación de estas especies que lleva a cabo el Ministerio de Ambiente (Minamb), con el propósito de proteger estas especies marinas, conocidas científicamente como chelonyas midas.

Esta isla es un refugio de fauna silvestre custodiado por el Minamb en conjunto con la Fuerza Armada Bolivariana (Fanb), a través de la Base Científico Naval Simón Bolívar, espacio que se ha convertido en uno de los principales lugares del mundo para la reproducción de este quelonio.

El período de desove de estos animales en peligro de extinción, abarca especialmente los meses de junio a noviembre, cuando las hembras en edad sexual reproductiva anidan más de 100 huevos cada una.

Anualmente, durante la fase de anidación, el ministerio elabora un conteo de estos quelonios, tanto de las nacidas como las recapturadas, para mantener un control de la especie.

El método consiste en colocar con una pinza metálica un precinto de metal para marcarlas con un número de clasificación internacional, luego se mide el largo y ancho del caparazón, reseña una nota de prensa del Minamb.

Isla de Aves se encuentra en el Mar Caribe, ubicación estratégica que permite a Venezuela compartir fronteras con República Dominicana, Estados Unidos, Francia, además de islas como Dominica, Barbados y otras.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), esta especie marina se encuentra en peligro de extinción, por lo que este despacho mantiene refugios, en aras de colaborar con su reproducción, a través del respeto de los espacios donde depositan sus huevos.