• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

¿Son tontas las canciones pop?

El estudio, realizado por la empresa vendedora de boletos SeatSmart, concluyó que el nivel promedio de estas canciones equivale a tercer grado, que en el sistema educativo estadounidense corresponde a niños de ocho años / AFP

El estudio, realizado por la empresa vendedora de boletos SeatSmart, concluyó que el nivel promedio de estas canciones equivale a tercer grado, que en el sistema educativo estadounidense corresponde a niños de ocho años / AFP

La investigación examinó las letras de 225 canciones que lideraron las listas de éxitos desde 2005 y usaron pruebas estandarizadas para determinar su dificultad de lectura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los padres que dicen que la música que escuchan sus hijos es tonta podrían tener cierta razón. Un nuevo estudio halló que la letra de un "hit" promedio exige el nivel de lectura de un escolar de tercer grado.

La investigación examinó las letras de 225 canciones que lideraron las listas de éxitos desde 2005 y usaron pruebas estandarizadas para determinar su dificultad de lectura.

El estudio, realizado por la empresa vendedora de boletos SeatSmart, concluyó que el nivel promedio de estas canciones equivale a tercer grado, que en el sistema educativo estadounidense corresponde a niños de ocho años.

Y esta tendencia se ha mantenido firme durante una década.

La música country mostró ser la más avanzada, con un promedio de 3.3, mientras el R&B y el hip-hop tuvieron el peor puntaje, con 2.6.

El country cotizó bien, básicamente porque tiene menos interjecciones como "yeah" y "oh", aclaró no obstante el autor del informe, Andrew Powell-Morse.

El analista explicó que la metodología de su estudio se basó en la complejidad de la lectura, pero no consideró las metáforas, observaciones o emociones que se expresan en las canciones.

Pero a alguien le fue bien: la canción más inteligente, con un nivel de lectura de 5.8, fue All About Tonight del cantante de country Blake Shelton.

Aunque este hit de 2010 es difícilmente un tratado filosófico. Más bien, es una oda a la fiesta que comienza diciendo: "Tengo unas pastillas para sentirme bien y un Gatorade rojo junto a mi cama / estoy listo para partir".

Luego el coro habla de "roquear todo tipo de brebajes en las manos", una forma de expresarse que, ciertamente, puede desconcertar a un niño de ocho años.

La segunda canción más inteligente fue Dani California, de los roqueros alternativos Red Hot Chili Peppers. Es la historia de una niña del tranquilo sur de Estados Unidos cuya vida termina caóticamente en California.

Rock pesado, el peor de la clase

Por otro lado, la única canción que anotó debajo del nivel de lectura de un niño de tercer grado fue The Good Life, de la banda de heavy metal canadiense Three Days Grace.

El coro dice: "Todo lo que quiero es un poco de buena vida / Todo lo que necesito es pasarla bien / Buena vida".

Otras canciones hundidas en el pozo de la comprensión lectora son Moves Like Jagger, el éxito de Maroon 5 del verano de 2011; Let Me Hear You Scream, del ícono metalero Ozzy Osbourne; y Buy U a Drank, de la estrella de hip-hop T-Pain.

Pero Three Days Grace y Maroon 5 tienen la posibilidad de redimirse, porque anotaron dos temas en el "top 10" de los más complejos: Animal I Have Become y She Will Be Loved, respectivamente.

La estrella del pop Katy Perry también tiene canciones en ambos extremos. Wide Awake quedó registrada como su canción más simple, mientras "E.T." al parecer es la más inteligente.

E.T., en la que colabora el rapero Kanye West, compara a un amante con un extraterrestre en un coro que abre diciendo: “Bésame, be-be-bésame / Inféctamente con tu amor y lléname de tu veneno".

Si se hace la categorización por géneros, las canciones de Mariah Carey fueron las más inteligentes del pop y las de Eminem las más listas del hip-hop.

El estudio consideró canciones que estuvieron al menos tres semanas en la lista de éxitos de Billboard en los géneros pop, rock, R&B, hip-hop y country.

Para la investigación, se utilizaron medidores comunes como la prueba de comprensión lectora (en inglés) Flesch-Kincaid, que considera como variables clave la longitud de las frases y de las palabras.