• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

2012 batió récord en pérdida de hielo ártico y aumento del nivel del mar

La OMM también señala la extrema contracción del hielo ártico en verano como prueba del calentamiento global

La OMM también señala la extrema contracción del hielo ártico en verano como prueba del calentamiento global

El estudio elaborado  por 384 científicos de 52 países concluyó además que el pasado año fue uno de los diez más cálidos desde que hay registros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 2012 fue un año récord en pérdida de hielo en el Ártico, en subida del nivel del mar y en emisión de gases de efecto invernadero, según un informe divulgado hoy por la Administración de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA).

Además, 2012 estuvo entre los 10 años más cálidos desde que hay registros y países como Estados Unidos y Argentina tuvieron el año más caluroso de su historia.

"Los niveles de carbono están subiendo, los niveles del mar están subiendo, el hielo del Ártico se está derritiendo y nuestro planeta en su conjunto se está convirtiendo en un lugar más cálido", resumió la directora interina de la NOAA, Kathryn Sullivan.

Este estudio sobre el estado del clima en 2012 fue elaborado por 384 científicos de 52 países.

El hielo marino del Ártico alcanzó su nivel mínimo en septiembre y en junio la capa de nieve en el hemisferio norte también bajó a mínimos históricos.

Además, durante un periodo de dos días en julio de 2012 el 97 % de la capa de hielo de Groenlandia mostró algún tipo de deshielo, cuatro veces más que el promedio en esa época del año.

Las temperaturas de la superficie de los océanos también aumentaron, según la NOAA, y en este aspecto el 2012 fue uno de los once años más cálidos de los registrados.

Asimismo, tras los descensos experimentados en el primer semestre de 2011 por efecto del fenómeno de La Niña, en 2012 los niveles del mar se recuperaron y superaron su anterior récord.

Después de un ligero descenso asociado a la recesión económica mundial, las emisiones globales de gases de efecto invernadero procedentes de la quema de combustibles fósiles también fueron récord y las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) llegaron a un promedio de casi 400 partes por millón (ppm).