• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

15 países adoptan declaración a favor de las áreas marinas protegidas

Los extremófilos viven en lugares tan inhóspitos como el fondo del océano

Los extremófilos viven en lugares tan inhóspitos como el fondo del océano

Con menos de 3% de los océanos cubiertos por áreas marinas protegidas, el nivel de protección necesaria todavía está lejos de alcanzarse

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quince países, entre ellos Nicaragua, reafirmaron este sábado en Ajaccio, Francia la necesidad de transformar en el 2020 un 10% de los océanos en  áreas marinas protegidas, frente a menos del 3% actual, y de impulsar las negociaciones en 2014 sobre el estatuto de alta mar.

El "Mensaje de Ajaccio" fue adoptado en el marco del tercer Congreso Mundial de Áreas Marinas Protegidas (AMP), que comenzó el 21 de octubre y finaliza el domingo.

Con "menos del 3% de los océanos cubiertos por áreas marinas protegidas, el nivel de protección necesaria todavía está lejos de alcanzarse", afirman los ministros firmantes de Albania, Bélgica, Nicaragua, India, Italia, Chipre, Togo, Senegal, entre otros.

Además, "reafirman" su "compromiso decidido" a conseguir el objetivo establecido en Nagoya (Japón) en 2010 de "constituir de aquí a 2020 una red completa y coherente de  áreas marinas protegidas gestionadas eficazmente y que cubran el 10% de los océanos".

Al ritmo actual de creación de estas áreas , sería necesario un siglo para alcanzar este objetivo.

También "pidieron solemnemente a la comunidad internacional" que abra negociaciones de aquí a finales de 2014 sobre la creación de un instrumento jurídico internacional de protección de la biodiversidad en alta mar, que representa un 64% de los océanos y se ha convertido en un 'far west' para la pesca de arrastre y la prospección petrolera.

Países como Estados Unidos, Canadá, Rusia, Islandia, Noruega o Japón no estuvieron presentes a nivel ministerial en este congreso y, por tanto, no firmaron la declaración, declaró el presidente de la Agencia de Áreas Marinas Protegidas, Olivier Laroussine.

Estos países muestran reticencias para comprometerse en la cuestión de alta mar debido a los intereses relacionados con la pesca.