• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

5 millones de personas mueren cada año por efectos del cambio climático

Las investigaciones de la misma organización estiman que en el año 2030 el número de víctimas anuales podría ascender a 6 millones, lo que agravaría la situación con más de 100 millones de vidas perdidas en los siguientes 18 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En todo el mundo mueren 5 millones de personas cada año como consecuencias de sequías, hambrunas y enfermedades causadas por los efectos del cambio climático, a lo que se suman más de 20 países que se encuentran en peligro ambiental, refiere un informe presentado por la organización humanitaria española DARA.

Las investigaciones de la misma organización estiman que en el año 2030 el número de víctimas anuales podría ascender a 6 millones, lo que agravaría la situación con más de 100 millones de vidas perdidas en los siguientes 18 años.

La alta emisión de gases del efecto invernadero, que causan problemas como sequías, derretimiento de las capas de hielo, aumento de los niveles del mar y cambios climáticos extremos podrían amenazar las distintas formas de vida: animal, vegetal y humana, señala un reporte de la revista ambiental colombiana Catorce 6.

Lo que también se conoce como calentamiento global forma parte de la acción deliberada del hombre, debido a los excesos y contaminación, como consecuencia del uso irracional de los recursos naturales.

En este sentido, el experto en cambio climático Nicholas Stern explicó en declaraciones para Reuters, que se necesita una inversión de 2% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial para crear una economía que limite, evite y se adapte al cambio climático.

Mientras que la organización DARA estima que los problemas ambientales reducirán la producción global en 1,6 %, por lo que las pérdidas podrían alcanzar a un 3,2% del PIB global para 2030 si las temperaturas continúan aumentando.

Potencia contaminante

Aun cuando estas investigaciones estiman que es necesario destinar 2% del PIB mundial para evitar la propagación del calentamiento global, las grandes potencias del mundo como Estados Unidos continúan promoviendo la degradación ambiental.

"El capitalismo se propone agotar las reservas del planeta sin modificación alguna de su nivel de vida", dijo en declaraciones pasadas el escritor Luis Britto García.

En este sentido, señaló que el capitalismo necesariamente produce efectos negativos en el planeta porque se "propone el mayor beneficio en el más mínimo plazo a costa de lo que sea", puesto que los países imperialistas no se van a detener en su afectación a la naturaleza y al planeta porque su único argumento es el beneficio a corto plazo.

En contraste con el sistema capitalista, el conocido escritor ha comentado en varias oportunidades que el modelo de desarrollo sustentable en Venezuela, impulsado por el presidente de la República, Hugo Chávez, está incluido como objetivo fundamental en el segundo Plan Socialista de la Nación, para el período 2013-2019.

Conservación ambiental

Con el objetivo de promover la conservación ambiental, en Venezuela se han impulsado proyectos como la "Primera Comunicación Nacional en Cambio Climático", documento  elaborado por el Estado en 2005 para recopilar datos sobre el inventario de recursos, caracterizaciones climáticas y precisiones sobre las emisiones de gases del efecto invernadero.

Asimismo, en agosto de 2005  Venezuela dejó de utilizar el Tetraetilo de Plomo (TEP) como aditivo de octanaje para las gasolinas que se expenden en el país, por lo que actualmente, en todas las estaciones de servicios, se dispone de dos grados de gasolina: la tradicional, de 95 octanos sin plomo y la nueva, de 91 octanos, que también está libre de plomo.

Igualmente, está la implementación de los sistemas de transporte masivos para reducir las emisiones de gases tóxicos.

Como parte de este esfuerzo es necesario hacer mención a las iniciativas del Ministerio de Ambiente, con la creación en 2006, de la Misión Árbol Socialista, que tiene como finalidad recuperar, conservar y hacer uso sustentable de los bosques para el mejoramiento de la calidad de vida de la población, a través del aumento de la superficie boscosa.