• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Cinco meteoritos impactaron a Rusia en menos de 100 años

Los fragmentos del meteorito han causado daños en al menos seis ciudades / Russia Today

Los fragmentos del meteorito han causado daños en al menos seis ciudades / Russia Today

El astrofísico venezolano Orlando Naranjo afirma que diariamente 2 toneladas de material rocoso penetran la atmósfera terrestre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El espacio parece tener predilección con Rusia. Entre el numeroso grupo de rocas que han caído en el mundo en los últimos 180 años, cuya trayectoria ha podido ser avistada en tiempo real por los humanos, se tiene registro de que por lo menos cinco han impactado contra el suelo de ese país.
Entre 1908 y 1998 se registraron cinco choques de meteoritos en Turkmenistán, Bashkortastán, Sijoté-Alín y Siberia Oriental. El más reciente, caído el viernes 15 de febrero en la región de los Montes Urales de Chelyabinsk, dejó más de 1.200 heridos debido a la onda expansiva que generó. 64 años antes se registró un fenómeno similar en la misma región del país mitad asiático mitad europeo.
El astrofísico Orlando Naranjo, coordinador del Grupo Astrofísica Teórica de la Universidad de los Andes, señala que los recurrentes impactos sobre Rusia son fortuitos y forman parte de la gran cantidad de material espacial que entra a la Tierra diariamente.
“No hay nada que justifique el porqué han caído varios meteoritos en la misma zona. De hecho, hay varios que también han impactado a África recientemente. Todos los días entran entre 1 y 2 toneladas de pequeñas partículas en la atmósfera, que no causan ningún efecto en la humanidad”, afirmó.
Cerca de 100 meteoritos aterrizan sobre el planeta cada año. La mayoría son diminutos. Los más grandes impactan en su mayoría en zonas despobladas, por lo que la estela destructiva es mínima.
“Por lo general, esos objetos al entrar en la atmósfera se esparcen, se fragmentan y se dividen. Algunas veces lo hacen en zonas pobladas y causan problemas. Si caen sobre personas producen daños debido a los efectos de  la onda expansiva”, señaló el experto.
El meteorito que cayó el viernes en Rusia impactó un área cercana a la novena ciudad más poblada de ese país, en la que se calcula habitan 1,1 millones de personas.

Registro científico. El Comité de Meteoritos de la Academia de Ciencias de Rusia tiene una colección del material rocoso que ha impactado contra el territorio. La mayor parte de la muestra está compuesta por material recogido por equipos dedicados al estudio de los meteoritos, años después de producirse el fenómeno.
La academia rusa tiene registros de que el primer meteorito caído en la región data del siglo IX. El Codex Laurentian o Código Laurentiano relata escuetamente el choque de una roca contra el suelo. También es famoso el meteorito Borodino, que cayó en la víspera de la batalla del mismo nombre en 1812. Una parte de la roca está en el Museo de San Petersburgo y la otra, en la academia científica.
El meteorito de Tunguska causó una explosión que arrasó con más de 2.000 kilómetros cuadrados de vegetación. Es famoso por los mitos que se originaron debido a la explosión. Luego del fenómeno, ocurrido en 1908, hubo movimientos telúricos en todo el planeta y nubes de gas brillante en Asia y Europa durante varias noches.
Las investigaciones sobre el meteorito de Tunguska comenzaron 20 años después. De hecho, después del fin de la Segunda Guerra Mundial se hallaron fragmentos del meteorito en un área de 200 kilómetros cuadrados alrededor del punto donde se había registrado la explosión. La academia científica rusa calcula que la devastación fue equivalente a la generada por 2.000 bombas de hidrógeno como las lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945.

Venezuela en la mira
El Grupo Astrofísica Teórica de la ULA sigue diariamente la trayectoria del asteroide Apophis desde el Observatorio Astronómico Nacional de Llano del Hato, en el estado Mérida. Se calcula que el cuerpo rocoso pase a 35.000 kilómetros de la superficie terrestre en 2036. Aunque las probabilidades de que haya un choque con la Tierra son prácticamente nulas, la trayectoria que tiene indica que de producirse un eventual roce sería con el territorio de Rusia o de Venezuela.
El grupo, coordinado por Orlando Naranjo, trabaja en la observación del fenómeno con el Centro de Investigaciones de Astronomía dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.
“El grupo tiene un proyecto de seguimiento y búsqueda de esos objetos en el cielo. El trabajo consiste en determinar con tiempo si uno de ellos caerá, para actuar con tiempo. Hay instituciones en todo el mundo que trabajan en planes para desviar los asteroides, en caso de que exista la posibilidad de un choque con la Tierra”, expresó.