• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

La limpieza del vertido de petróleo en California puede durar meses

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el miércoles el estado de emergencia en el condado de Santa Bárbara | EFE

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el miércoles el estado de emergencia en el condado de Santa Bárbara | EFE

Más de 300 agentes, 18 barcos y numerosos voluntarios trabajaron  durante todo el día para tratar de controlar la mancha y limpiar las extensas zonas de tierra y océano afectadas en el parque estatal Refugio State Beach

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La limpieza de los alrededor de 400.000 litros de petróleo que se estima que se vertieron en la costa de Santa Bárbara (California, EE.UU.) el martes tras romperse un oleoducto podría durar meses, informó este jueves el cuerpo de guardacostas.

Más de 300 agentes, 18 barcos y numerosos voluntarios trabajaron  durante todo el día para tratar de controlar la mancha y limpiar las extensas zonas de tierra y océano afectadas en el parque estatal Refugio State Beach.

"La limpieza no se dará de un día para otro. Veremos algo de progreso en una o dos semanas, pero estas cosas pueden alargarse incluso meses", indicó en una rueda de prensa la capitana de los guardacostas Jennifer Williams.

En las televisiones locales se mostraron durante todo el día las imágenes de pelícanos, leones marinos y otros animales completamente cubiertos de petróleo, tanto vivos como muertos.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el miércoles el estado de emergencia en el condado de Santa Bárbara a causa de la catástrofe natural ocurrida tras la rotura de un oleoducto de la compañía Plains All American Pipeline, con sede en Texas (EE UU), por motivos que se están investigando.

Santa Bárbara es una zona con intensa actividad petrolera y numerosas plataformas marinas extraen crudo a la vista de los bañistas.

En 1969 otra fuga originada esa vez en una de esas plataformas durante once días causó un vertido al Pacífico de 15,9 millones de litros de petróleo.