• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

¿Por qué el futuro de la energía tiene que ser verde?

Bombillo ahorrador de energía/Ernesto Morgado

Bombillo ahorrador de energía/Ernesto Morgado

Google dio a conocer los motivos por los cuales su apuesta al desarrollo de tecnologías renovables debiera ser una necesidad en todo el planeta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde sus oficinas más eficientes en Buenos Aires hasta su inversión en energías eólica y solar en los Estados Unidos, Google supo posicionarse como una de las empresas tecnológicas defensoras del medio ambiente y de la consecuente necesidad de cambiar hábitos por parte de los seres humanos. Recientemente, dio a conocer los motivos por los cuales "está invirtiendo miles de millones de dólares en proyectos de energía limpia no sólo para sentirse bien y hacer feliz a sus empleados".

La explicación estuvo a cargo de Rick Needham, director de Energía y Sustentabilidad de Google, en el marco del Cleantech Forum celebrado entre el 18 y 20 de marzo pasado en San Francisco. Allí, Needham buscó dar cuenta por qué sus años de dedicación e inversión en energías renovables han sido la correcta decisión desde el punto de vista moral, pero también desde el económico; invitando a otras empresas a seguir la misma tendencia.

Los argumentos

"Mientras que los precios basados en combustibles fósiles se encuentran en una curva ascendente, los precios de las energías renovables están en una tendencia descendiente", explicó en su discurso Needham y agregó: "Incluso si se tiene en cuenta cómo el fracking ha reducido el costo del gas en varias regiones, las tendencias de los precios apuntan hacia las energías renovables".

La firme postura de Google en pos de las energías limpias encuentra su sustento argumentativo en factores que hicieron que la compañía se sienta cómoda y con confianza en materia financiera, gracias al incremento en producción, capacidad y eficiencia. Needham compartió los factores más destacados en su exposición:

El 49% de la nueva potencia generada en los Estados Unidos en 2012 fue renovable. De ese porcentaje, 10 GW provinieron del viento. Durante el año pasado se ha instalado más desarrollo eólico que el vinculado al gas natural.

El "factor potencia", o el porcentaje de tiempo que los aerogeneradores están activos ha aumentado. El factor de potencia ha llegado al 50%, gracias a una mejor selección del terreno de localización y a la mejora en el rendimiento de las turbinas. Antes, este factor alcanzaba sólo el 30%. Los parques eólicos en sitios óptimos en el Medio Oeste de Estados Unidos pueden producir energía por sólo cinco centavos de dólar por kilovatio hora.

El costo normalizado de energía (LCOE) de las plantas solares en dicho país se redujo en un 28% en 2012. Los paneles solares han visto disminuido su precio en un 80% durante los últimos cinco años.

La energía solar pronto estará a un precio equitativo en los distintos mercados del mundo. Dicha igualdad ya se logró en Italia, España y Australia.

Esta tendencia actual encontraría su explicación en que la industria de las renovables se basa en el desarrollo y fabricación de nuevas tecnologías que se materializan en productos -como los generadores eólicos o los paneles solares - y que permiten aprovechar al máximo posible aquellos recursos presentes en la naturaleza -como el viento o el sol-. En cambio, la industria fósil depende de una materia prima no renovable para cuya extracción y/o explotación se necesitan complejas tecnologías, sumado al negativo impacto que la actividad genera en el medio ambiente y las comunidades aledañas. Para que se entienda mejor, siempre me baso en el ejemplo del pescador: "Sólo vas a poder pescar cuando haya peces. Si pescas todos los peces hoy, no habrá pesca mañana".

El aporte verde de Google

Asumir esta postura frente al mundo es posible si detrás se encuentran prácticas y acciones que demuestren que la empresa no se queda en los dichos sino que da su ejemplo en el hacer. En este sentido, Google ha sido y continúa siendo un ejemplo en la materia. Les comparto aquí algunos de los desarrollos y logros de la compañía tecnológica en eficiencia energética:

Obtuvo 260 MW de energía procedente del viento. Algunos de los contratos en este sector le permitirán alcanzar un precio estable en los próximos 20 años.

Invirtió mil millones de dólares en proyectos de energías renovables que generarán alrededor de 2 GW de energía, o dos veces más de la energía que Google utilizó en 2011.

Un empleado frustrado de viajar diariamente al trabajo inspiró a Google a instalar su propio servicio de camionetas. Hoy, 4500 empleados viajan en la flota de transporte de la compañía, que funciona con una mezcla de biodiesel y en la que pueden realizar sus actividades laborales gracias a la permanente conexión WiFi. Con este sistema de carpooling, se sacaron 3.000 autos de circulación y se redujeron las emisiones de carbono en 16.000 toneladas por año.

Está trabajando con el equipo de arquitectos NBBJ para reformar sus oficinas en Silicon Valley en pos de la instalación de techos verdes y un sistema propio de reciclaje de aguas residuales.

Invirtió en proyectos eólicos en Texas, Iowa, Oregon, California; y proyectos solares en Alemania y California.

Para concluir, rescato la frase que Google ha expresado en su sitio web como el paradigma que debiera predominar en las grandes y pequeñas compañías a nivel mundial: "En Google, un futuro con energía limpia significa invertir en innovadores proyectos de energía renovable a gran escala que consideramos pueden llegar a ser las principales fuentes energéticas del futuro". En una próxima nota les contaré con mayor detalle los proyectos de energías renovables que la compañía está llevando a cabo.