• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Un nuevo test de alergia desarrollado en Portugal evitará pruebas en animales

Ratones | Ernesto Morgado

El "Sensitiser Predictor" no saldrá al mercado, al menos, hasta dentro de cinco años

Células dérmicas de ratones reproducidas por cultivo son la base de un nuevo test desarrollado en la Universidad lusa de Coimbra para detectar alergias sin recurrir a las pruebas en animales, habituales en la industria cosmética

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Frente a otras pensadas con el mismo fin, esta prueba, según sus descubridores, es más concluyente a la hora de identificar alergias cutáneas y servirá para ahorrar sacrificios y sufrimientos a los animales que ahora se utilizan con ese fin. La ventaja de la nueva prueba es el mayor número de biomarcadores (proteínas) que indican si la sustancia probada producirá una alergia cutánea, según ha destacado Teresa Cruz Roseta, una de las investigadoras que la ha desarrollado.

Otra de las ventajas del sistema, "in vitro" y bautizado como "Sensitiser Predictor", es la utilización de una línea celular de los ratones "muy fácilmente identificable" que, tras ser modificada por un retrovirus, puede "multiplicarse infinitamente" sin ser necesario incluir "factores de crecimiento que encarezcan los test". "Como la línea ya está aislada, explica Roseta sobre un trabajo desarrollado durante los últimos seis años en Portugal, no tenemos que recurrir al sacrificio o la muerte de un animal".

Esta prueba permite cumplir con la Directiva de la Unión Europea que prohíbe a partir de 2013 a la industria cosmética comercializar productos que hayan utilizado animales durante sus pruebas de toxicidad por administración repetida, para la función reproductora y para comprobar la cantidad de químicos absorbidos y su efecto.

Sin embargo, el "Sensitiser Predictor" no saldrá al mercado, al menos, hasta dentro de cinco años, tiempo que el Centro Europeo para la Validación de Métodos Alternativos (CEVMA) demora en aprobarlo para que sea considerado test de referencia por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Además de preparar el test para su validación por parte del CEVMA, Teresa Cruz Rosete y sus colegas, Bruno Neves y Susana Rosa, han creado una empresa para "pasar del plano de la investigación y virtual al económico". Un proyecto empresarial galardonado con un premio nacional de emprendedores y que busca financiación para poder convertir el "Sensitiser Predictor" en un producto a disposición de los laboratorios cosméticos.

Los datos obtenidos por los investigadores de la Universidad de Coimbra sobre toxicidad cutánea también van a ser utilizados para desarrollar nuevas pruebas centradas en el campo respiratorio y en el de la neurotoxicidad, aunque ambos proyectos se encuentran aún en fase preliminar.