• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

El bosón de Higgs: avance del año

Modelo del Bosson de Higgs/AFP

Modelo del Bosson de Higgs/AFP

Pruebas de la existencia de una partícula elemental buscada por cuatro décadas conmocionaron al mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La observación del bosón de Higgs –partícula considerada la piedra angular de la estructura fundamental del Universo–, después de más de cuatro décadas de hipótesis sobre su existencia, fue el descubrimiento científico de 2012, para la revista Science.
La prestigiosa publicación científica señaló que, junto con el bosón, la secuencia genómica del denisovano, la formación de óvulos a partir de células madre, el sistema de descenso del Curiosity en Marte y el desciframiento de la estructura de las proteínas mediante el uso del láser de rayos X, un millardo de veces más potente que el rayo X convencional, son los cinco avances científicos y tecnológicos más importantes del año.
Sobre el bosón de Higgs –que algunos han llegado a denominar como la partícula de Dios–, los científicos que trabajan en el Gran Acelerador de Hadrones, donde se llevó a cabo la investigación, en Suiza, nunca dijeron con seguridad que lo hayan encontrado, pero sí anunciaron, el 4 de julio pasado, que habían observado algo muy similar a lo que buscaban.
Al hacerlo, dieron un paso fundamental para poner la pieza que faltaba en el rompecabezas que los expertos llaman el modelo estándar de la física. Aún no está claro a dónde conducirá este descubrimiento el campo de la física de partículas, pero su impacto en la comunidad científica es innegable.

Otros avances. En cuanto al denisovano –una especie de homínido arcaico, pariente cercano de los neanderthales– una nueva técnica que une moléculas especiales a hebras individuales de ADN permitió que los investigadores completaran la secuencia de su genoma completo a partir de solamente un fragmento de hueso de un dedo meñique.
La secuencia ha permitido comparar los denisovanos con los humanos modernos y reveló que el hueso del dedo perteneció a una niña con ojos marrones, cabello castaño y piel morena, que murió en Siberia entre 74.000 y 82.000 años atrás.
Otro avance impactante fue el que logró un grupo de investigadores japoneses al demostrar que es posible persuadir a células madre de embriones de ratón para que se conviertan en óvulos viables. El descubrimiento proporciona un método para el estudio de los genes y otros factores que influyen en la fertilidad y el desarrollo.
La agencia espacial estadounidense NASA y los cientos de ingenieros y técnicos que diseñaron, fabricaron y operaron el sistema de descenso del robot Curiosity en Marte, en agosto pasado, se ganaron una mención de honor en la lista de Science.
El aparato, de 3,3 toneladas, llegó hasta casi la superficie de Marte sujeto a una combinación de grúas y helicóptero que colgó al Curiosity con las ruedas desplegadas al final de tres cables; durante dos años el vehículo buscará trazas de vida.
El siguiente descubrimiento del año fue el uso de láser de rayos X para el análisis de la estructura de las proteínas. Los investigadores utilizaron un láser de rayos X, el cual es un millardo de veces más brillante que las fuentes sincrotrónicas tradicionales, para determinar la estructura de una enzima requerida por el parásito Trypanosoma brucei, que causa la enfermedad del sueño en África.
Otros de los avances destacados fueron el desarrollo de la ingeniería de precisión del genoma humano, que permite modificar o desactivar genes; la confirmación de la existencia de las partículas elementales conocidas como fermiones de Majorana, y el proyecto Encode que, después de 10 años de investigación, demostró que 80% del genoma humano está activo.