• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Al borde de extinción 25 especies de primates

Los científicos creen que el hallazgo del lesula puede ser sólo el comienzo

Al borde de extinción 25 especies de primates

6 de las especies más amenazadas viven en Madagascar, frente a la costa oriental de Africa. Otras 5 proceden del Africa continental, 5 de América del Sur y 9 de Asia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

25 especies de monos, langures, lémures y gorilas están al borde de la extinción, y necesitan una campaña internacional para protegerlos de la creciente deforestación y el tráfico ilegal, dijeron el lunes investigadores.

Seis de las especies más amenazadas viven en la nación isla de Madagascar, frente a la costa oriental de Africa. Otras cinco proceden del Africa continental, cinco de América del Sur y nueve de Asia.

El informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza fue difundido durante la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica, que se realiza en la ciudad meridional india de Hiderabad.

Los primates, los animales más próximos al ser humano, contribuyen al ecosistema mediante la dispersión de semillas y manteniendo la diversidad forestal.

Las tareas de conservación han ayudado a varias especies de primates que no figuran ya en la lista de animales en peligro de extinción, dijo el informe, preparado cada dos años por algunas de las personalidades mundiales más destacadas en el campo de los primates.

El informe, que cuenta especies y subespecies de primates en todo el mundo, destacó que los lémures de Madagascar están muy amenazados por la destrucción de su hábitat y la caza ilegal, que se ha acelerado de forma espectacular desde el cambio de poder en el país en el 2009.

Entre los animales más castigados figura el lémur norteño, del que quedan solamente 19 individuos conocidos en vida silvestre en Madagascar.

"Los lémures son ahora uno de los grupos de mamíferos más amenazados del mundo, tras más de tres años de crisis política y la ausencia de una vigilancia efectiva en su país de origen, Madagascar", dijo Christoph Schwitzer, de la Fundación para la Conservación y la Ciencia, de Bristol, uno de los grupos que participó en el estudio.