• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

El año 2013 entre los diez más calurosos desde 1850

Ola de calor / AFP

Ola de calor / AFP

Los nueve primeros meses del año constituyeron el séptimo período más cálido jamás registrado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presente año 2013 va camino de convertirse en uno de los diez más calurosos desde que se iniciaron los registros al respecto en 1850, según avanzó hoy la Organización Mundial de la Meteorología (OMM).

Los nueve primeros meses del año constituyeron el séptimo período más cálido jamás registrado, junto con el de 2003, con temperaturas en la superficie terrestre 0,48 grados centígrados por encima de la media del periodo 1961-1990.

Así se desprende de la declaración presentada hoy en Ginebra sobre el estado del clima, que este organismo dependiente de Naciones Unidas publica cada año.

Según el documento, el periodo entre enero y septiembre de 2013 fue más cálido que el mismo espacio de tiempo de 2011 y 2012, años en los que La Niña provocó un enfriamiento global de las temperaturas, mientras que en lo que va de año no se han producido episodios de La Niña ni El Niño, ni se prevén antes de fin de año.

Desde la OMM explicaron que estos dos fenómenos meteorológicos condicionan fuertemente el clima y que en 1998 y 2010, los dos años más cálidos de la historia, se produjeron episodios de El Niño.

"Hasta la fecha, las temperaturas de este año son más o menos las mismas que las medias de 2001-2010, que fue el decenio más cálido jamás registrado", señaló el secretario general de la OMM, Michel Jarrud.

Jarrud recordó que las concentraciones en la atmósfera de dióxido de carbono alcanzarán máximos en 2012 y los volverán a rebasar en 2013, lo que significa que "estamos abocados a un futuro más caluroso"; aunque insistió en que las temperaturas "son sólo una parte del cambio climático", que también se aprecia en fenómenos como sequías, crecidas y precipitaciones extremas.

En este sentido, se refirió al ciclón Haiyan de Filipinas, el más potente registrado, un fenómeno que, según explicó, "no puede atribuirse directamente al cambio climático".

Sí que relacionó el cambio climático con la subida del nivel del mar, especialmente notable en esa región del Pacífico -con subidas de más de 6 milímetros anuales- y una circunstancia que ha agravado los efectos del paso del ciclón.

El nivel del mar a escala mundial subió una media anual de 3,2 milímetros desde 2010, cifra superior a la media de 3 milímetros anuales en el decenio 2000-2010 y que duplica la media de 1,6 milímetros por año del conjunto del siglo XX.

"El nivel del mar seguirá aumentado por la fusión del hielo y los glaciares, ya que más del 90 % del calor generado por gases de efecto invernadero es absorbido por los océanos que, en consecuencia, seguirán calentándose", precisó Jarrrud.

Desde la OMM destacaron que en 2013 se registraron aumentos de las temperaturas superiores a la media en casi todas las regiones del mundo, pero sobre todo, en Australia, el norte de América de Norte, noroeste de América del Sur, norte de África y gran parte de Euroasia.

Australia vivió el mes de enero más caluroso que se haya observado, que dio lugar al verano (diciembre a febrero) más caluroso del que se tienen datos.

No obstante, se registraron temperaturas inferiores a la media en un área concentrada de América del Norte, el centro de América del Sur y las aguas del océano Pacífico oriental en la costa de Ecuador, una pequeña región del norte de Rusia y partes del noreste de Asia.

"A principios de 2013, la oscilación del Ártico condicionó el clima en el hemisferio norte, que produjo temperaturas primaverales inferiores a la media en gran parte de Europa; sureste de Estados Unidos, noroeste de Rusia y partes de Japón", afirmó Jarrud.

En cuanto a las precipitaciones, el informe señala que fueron inferiores a la media en los diez primeros meses del año, aunque en septiembre se registraron lluvias sin precedentes en Colorado (EEUU), que produjeron inundaciones.

Como consecuencia de los ciclones tropicales, México también sufrió durante este año precipitaciones por encima de la media.

En América del Sur, las precipitaciones fueron inferiores a la media, muy por debajo en el caso del noreste de Brasil, donde ciertas zonas de la región sufrieron a principios de 2013 la peor sequía de los últimos cincuenta años.