• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

La población de flamencos se duplicó en la laguna de Píritu

Flamencos | Manuel Sardá

Flamencos | Manuel Sardá

De los 12.962 ejemplares que fueron contados por observadores venezolanos, 10.500 pertenecen a la variedad Tococo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con su característico plumaje color rosa intenso, largo cuello y pico negro, el flamenco Tococo se adueñó de la laguna de Píritu, en el estado Anzoátegui, determinó el Censo Neotropical de Aves auspiciado por la Unión Venezolana de Ornitólogos y la organización Wetlands International.

Durante el recorrido de 4 horas, Eduardo López, fotógrafo aficionado a la observación de aves, registró con su cámara el incremento de la especie. “Lo que me llamó la atención fue el crecimiento del número de flamencos. En censos anteriores se habían registrado 5.000 ejemplares, pero este año la cifra se duplicó y llegó a 10.500 tococos, que han ocupado los sitios que los pescadores tenían asignados anteriormente para pescar”.

Con el censo –que se aplica en Venezuela desde 2006- se estudió el manglar oeste de la laguna, en el que se contaron 10.786 aves acuáticas; el área este, donde se encontraron 1.519, y el área oeste, en la que observaron 657. Al finalizar el recorrido se lograron identificar 19 especies.

López, que hizo el conteo junto con un botero experto, aseguró que una de las finalidades del censo es estudiar las variaciones del hábitat de las especies. “En la laguna pudimos observar que el nivel del agua ha disminuido y esto se hizo obvio cuando mi acompañante tuvo que detener el bote en un punto porque se han formado bancos de arena y lodo. Pensamos que puede ser producto de la disminución de las precipitaciones en la zona. Esa variación en el nivel del agua puede ocasionar la migración de las aves”, dijo.


Programa latinoamericano. El Censo Neotropical de Aves Acuáticas es un programa basado en el conteo de esas especies que se realiza dos veces al año, en febrero y julio, en todos los países de América del Sur desde 1990. En Venezuela, el programa comenzó a desarrollarse en 2006, y la metodología aplicada consiste en la selección del lugar de conteo e identificación de las especies con binoculares, telescopios, cámaras fotográficas y equipo de GPS.

Margarita Martínez, ex coordinadora del censo en Venezuela y observadora voluntaria, explicó que la metodología permite identificar las especies en peligro de extinción y trabajar por la conservación de los humedales. “En nuestro caso, la mayor población de aves acuáticas está al norte porque allí se recrea la mayor diversidad de humedales que son explotados por el hombre. En la actualidad, los pelícanos están en peligro de extinción y esto se debe principalmente al deterioro del humedal y a la extracción de los pichones, que ocurre mucho en la costa oriental del lago de Maracaibo y en Margarita. Los lugareños y los visitantes no han concienciado la necesidad de la conservación, y es nuestro deber trabajar porque eso mejore”.

En el país hay 100 observadores voluntarios, distribuidos en 21 estados del país y en las dependencias federales Los Roques e isla de Aves. Quien desee formar parte del equipo puede comunicarse con la coordinadora nacional del censo Cristina Sainz, a través de su correo cristinasainzb@gmail.com.


El Dato

Hay más de 120 sitios de conteo en Venezuela, desde lagunas hasta islotes, en los que los observadores realizan el censo 2 veces por año

89 especies de aves acuáticas de 20 familias fueron identificadas en Venezuela entre 2006 y 2010, informó la ex coordinadora nacional del CNAA y observadora voluntaria, Margarita Martínez.