• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Viajes a Marte pueden verse afectados por falta de descanso de astronautas

La conquista de Marte también obsesiona a China

Un estudio encontró que la falta de sueño afectaría viajes a Marte

Un estudio halló que los viajeros espaciales no duermen lo suficiente, lo que, con el paso del tiempo, puede convertirlos en individuos perezosos y somnolientos y entrar en un estado de depresión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los astronautas sufren un problema que podría incluso empeorar durante un largo viaje a Marte: no duermen lo suficiente. Y con el paso del tiempo, la privación del sueño puede convertir a los intrépidos viajeros espaciales en individuos perezosos y somnolientos, de acuerdo con un nuevo estudio.

En un novedoso experimento, seis voluntarios fueron confinados en una nave espacial ficticia en Moscú para simular un viaje de 17 meses. La experiencia volvió a la mayoría de los tripulantes letárgicos, muy parecidos a las aves y osos conforme se acerca el invierno, listos para hibernar.

Los hombres entraron en un estado prolongado de depresión. Cuatro tuvieron problemas importantes de sueño, uno tuvo problemas menores y el sexto prácticamente no se vio afectado. A veces, algunos de los voluntarios se arrinconaban en los recovecos más privados que encontraban. No se movían mucho. Evitaban ejercicios cruciales.

"Esto se parece a algo que se ve en las aves en el verano", dijo el principal investigador David Dinges, experto en sueño en la facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania.

El experimento fue financiado por agencias espaciales europeas y de Rusia. Un reporte del experimento se publicó el lunes en la gaceta Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

Dinges dijo que los científicos no pueden determinar si el letargo de los voluntarios fue sólo por falta de sueño o también fue causado por otros factores: los cuadrantes estrechos, falta de privacidad con tantas cámaras o estar lejos de su familia mucho tiempo.

Es un problema que tiene que arreglarse —y puede hacerse— antes de que los astronautas sean enviados a Marte, como propone el presidente Barack Obama para mediados de la década de 2030, indicó Dinges. El viaje a Marte, el planeta más cercano a la Tierra, tomaría seis meses sólo de ida.