• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

UE dará 25 millones de euros para la mayor planta solar de África occidental

Bandera de la Unión Europea/ AP

Bandera de la Unión Europea/ AP

El comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, anunció hoy que la Unión Europea (UE) aportará 25 millones de euros para la construcción de la mayor planta de energía solar de África occidental, que se situará en Burkina Faso y que proporcionará electricidad a cerca de medio millón de personas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"La nueva planta de energía solar en Burkina Faso demuestra que la UE está comprometida con apoyar un cambio muy necesario en la producción de energía sostenible en África", aseguró el comisario mediante un comunicado de prensa. Piebalgs celebró que la construcción de la nueva planta energética suponga una mejora en el abastecimiento de energía verde, una mayor independencia energética del país y un suministro energético más seguro para la población.

La construcción de la central fotovoltaica también contará con el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de la Agencia Francesa del Desarrollo (AFD), que proporcionarán créditos por un valor total de 38 millones de euros.

Una vez acabada, la planta solar, que se levantará a las afueras de la capital de Burkina Faso, Uagadugú, y estará compuesta de 96.000 paneles, deberá producir el equivalente al 6 % de la producción actual del país, suficiente para satisfacer el consumo energético de 400.000 personas.

Este anuncio se ha hecho público en vísperas de una conferencia de ministros africanos de Energía y de la celebración de la Semana de la Energía en África, ambas en Adis Abeba, adonde acudirá el comisario Pieblags. El titular comunitario de Desarrollo participará en una mesa redonda sobre los retos del sector privado en el campo energético y mantendrá encuentros con los ministros de Energía de la República Democrática del Congo, Ruanda y Burundi.

Actualmente, sólo el 15 % de la población de Burkina Faso tiene acceso a la electricidad, en un país fuertemente dependiente de las importaciones energéticas y de los combustibles fósiles, que tienen un impacto negativo en el medio ambiente.

A comienzos de año, la UE se comprometió junto a la ONU a ayudar a los países en vías de desarrollo, con el objetivo de proporcionar acceso a la energía a 500 millones de personas para 2030. En este sentido, la UE ha creado un centro de asistencia técnica dotado de 65 millones de euros que apoyará a todos los países participantes, y ha previsto 400 millones más para ampliar y mejorar los instrumentos financieros para generar inversiones concretas sobre el terreno.