• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Tormenta de hielo trastorna la costa este de EE UU

Una tormenta de hielo está causando graves problemas en el tráfico aéreo así como cortes de luz en varios estados / EFE

Una tormenta de hielo está causando graves problemas en el tráfico aéreo así como cortes de luz en varios estados / EFE

La Administración federal y otras oficinas públicas en la capital de EE UU están cerradas. Al menos 15 personas han fallecido en días recientes por incidentes relacionados con las condiciones meteorológicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Administración federal y otras oficinas públicas en la capital de EE UU permanecen cerradas este martes, mientras una tormenta invernal, que ya deja al menos 15 muertos en el país, sigue cubriendo de nieve y causando muchos trastornos desde Virginia a la costa de Nueva Inglaterra (este).

Según las autoridades, al menos 15 personas han fallecido en días recientes por incidentes relacionados con las condiciones meteorológicas, en su mayoría accidentes de tránsito.

Las autoridades del estado de Oklahoma dieron cuenta de ocho muertes.

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó que las temperaturas seguirán por debajo de cero grados Celsius en el este y nordeste del país por el resto de la semana.

Los meteorólogos también esperan que el temporal descargue de seis a 15 centímetros de nieve en Virginia, Maryland, el sudeste de Pensilvania, Delaware y Nueva York.

La precipitación de nieve podría llegar a los 15 centímetros este martes en Filadelfia, y un poco menos en la ciudad de Nueva York.

También habrá nieve y lluvias heladas por el resto de la semana en una amplia franja del país que se extiende desde Oregón a Illinois, y St. Louis, en Misuri, ya tuvo temperaturas más bajas que Anchorage en Alaska.

El portal de internet Flightaware.com indicó que la actividad está normalizándose en los aeropuertos, después de que el lunes se cancelaran 1.900 vuelos y el domingo unos 2.800.

En la mañana de este martes se habían cancelado 775 vuelos y las partidas mostraban un retraso de cinco horas y media en Newark (Nueva Jersey) y La Guardia (Nueva York), cuatro horas y media en Filadelfia (Pensilvania), dos horas en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, de Nueva York; y de 40 minutos en Cleveland (Ohio), Memphis (Tennessee) y Charlotte (Carolina del Norte).