• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Suráfrica ofrece recompensa para detener cazadores de rinocerontes

La nación africana ofreció hasta 88.500 euros a quienes ofrecieran información acerca de los jefes de organizaciones dedicadas a la caza furtiva de estos animales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Suráfrica ofreció este miércoles recompensas de hasta un millón rands (unos 88.500 euros) por información que conduzca a la detención de jefes de organizaciones dedicadas a la caza furtiva de rinocerontes, una especie protegida en ese país.

La medida forma parte de la campaña "Rinoceronte vivo", presentada hoy por el organismo Parques Nacionales Sudafricanos (SANParks), e incluye recompensas de 100.000 rands (unos 8.850 euros) por información sobre la caza furtiva de ese animal.

La campaña se presentó en el famoso Parque Nacional Kruger (noreste), que alberga al 60 por ciento de la población nacional y al 40 por ciento de la población mundial de rinocerontes.

Hasta la fecha, un total de 618 rinocerontes han sido masacrados este año en Sudáfrica, de los que casi el 50 por ciento corrieron esa suerte en el Parque Nacional Kruger.

Durante el lanzamiento de la campaña, que pretende reducir entre un 10 y un 18 por ciento la caza ilegal del rinoceronte en los próximos cinco años, se anunció la designación de un militar retirado, el teniente general Johan Jooste, al frente de las operaciones contra los furtivos en Kruger.

"Vamos a la guerra con estos bandidos armados y aspiramos a ganarla", advirtió Jooste en un comunicado.

El director de SANParks, David Mabunda, vaticinó que otros 22 rinocerontes podría ser sacrificados en Kruger antes de final de año.

Los rinocerontes, protegidos en el país africano, están en grave peligro de extinción debido a la caza de los furtivos para obtener sus preciados cuernos, a los que se atribuyen propiedades medicinales en algunos países de Asia como China y Vietnam.

Los expertos calculan que en Sudáfrica se conservan todavía en torno a 20.000 rinocerontes, más que cualquier otro país en el mundo.