• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Piden prisión preventiva a activistas de Greenpeace por dañar líneas de Nazca

Líneas de Nazca

Líneas de Nazca

La polémica acción de Greenpeace se realizó en la madrugada del 8 de diciembre, cuando un grupo de activistas caminó hasta el geoglifo del colibrí para desplegar una pancarta dirigida a los líderes políticos que participaban en Lima en la vigésima cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fiscalía de Perú pedirá prisión preventiva e impedimento de salida del país para tres activistas de la organización ecologista Greenpeace por participar presuntamente en diciembre en una acción que dañó las líneas de Nazca, anunció hoy el abogado externo del Ministerio de Cultura de Perú, Julio Espinoza.


Los activistas identificados por la Fiscalía son "los argentinos Mauro Nicolás Fernández y Rodrigo Miguel Abd, y el colombiano Herbert Augusto Villarraga Salgado", mientras que al sudafricano Kumi Naidoo, director de Greenpeace, también se le solicitará la prohibición para salir del país, indicó Espinoza.

Sin embargo, el especialista legal reconoció que las cuatro personas ya se encuentran fuera del país, por lo que el objetivo de las medidas es conseguir que los presuntos implicados se pongan a disposición de la legislación peruana.

Espinoza participó en una conferencia de prensa organizada hoy por el Ministerio de Cultura para explicar las acciones legales y políticas emprendidas contra los daños en Nazca, después de que el martes se conociera que una productora televisiva de Japón también accedió sin permiso a la zona intangible en enero de 2013.

En la conferencia también intervino la ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón, la directora general de Patrimonio Cultural, Ana María Hoyle, el director general de Patrimonio Arqueológico Inmueble, Luis Felipe Mejía, y la directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Ica, Ana María Ortiz de Zevallos.

Álvarez-Calderón avanzó que la Procuraduría del Ministerio de Cultura valora denunciar a Greenpeace "en cortes internacionales" si no tienen "respuesta por parte de ellos en el proceso que se sigue en Perú" y reconoció que ya trabajan en conformar "un equipo que se encargará de seguir el proceso en el extranjero".

La ministra de Cultura reconoció que no conocen la lista completa de activistas que intervinieron en el acto porque Naidoo no facilitó una información más amplia cuando acudió a Nazca para declarar sobre lo sucedido.

La polémica acción de Greenpeace se realizó en la madrugada del 8 de diciembre, cuando un grupo de activistas caminó hasta el geoglifo del colibrí para desplegar una pancarta dirigida a los líderes políticos que participaban en Lima en la vigésima cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP20).

Respecto al caso de los periodistas japoneses, Diana Álvarez-Calderón afirmó que su ministerio denunciará al arqueólogo peruano Mario Olaeachea después de identificarlo como el responsable de conducir a los integrantes del programa televisivo nipón hasta la figura del colibrí, "cuando solo tenían permiso para sobrevolar la zona".

El procurador del Ministerio de Cultura denunciará a Olaechea por la presunta comisión de "dos delitos contra el patrimonio y otro contra la administración pública", al tiempo que su cargo como arqueólogo supervisor en Nazca será puesto a disposición de la dirección de recursos humanos del ministerio, dijo la ministra.

"Constituye una falta grave para el ministerio (...) y no descartamos que sea el mismo Olaechea quien guiara también a los activistas de Greenpeace porque los dos casos son en la figura del colibrí" y porque ese mismo día no respondió a las llamadas de otros funcionarios cuando se conoció el caso, indicó Álvarez-Calderón.

La expedición japonesa estaba formada por el director Sumigawa Emi, el camarógrafo Hasegawa Satoru, el coordinador Oue Mitsuru y el asistente Tony Berru, integrantes de la productora TVBOX, quienes filmaban un programa para el canal Fuji. EFE