• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

En Paraguay chimpancés suben a árbol por primera vez

Abundantes frutas y hortalizas son su alimentación básica, pero el desayuno consiste en leche tibia con miel de abeja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los chimpancés Chita y Congo pudieron subirse a un árbol por primera vez el viernes tras permanecer más de 40 años en una pequeña jaula de metal en el zoológico de Asunción.

Los chimpancés, que llegaron en mayo de 1972 desde Argentina, "vivían en una jaula de 9 por 2 metros. A partir de ahora tienen un área propia de 150 metros cuadrados totalmente protegida, con cascada de agua, jardín, árboles, lugar de reposo y alimentación, además de un dormitorio", explicó Maris Llorens, directora del zoológico de la capital paraguaya, a The Associated Press.

Agregó que "la nueva casa de nuestros chimpancés tuvo un costo de aproximadamente 50.000 dólares".

Por su parte, la veterinaria Estela Espínola, asignada exclusivamente al cuidado de los chimpancés, explicó a AP que el nuevo hábitat "fue investigado minuciosamente por ambos monos, lentamente pisaron la tierra, luego se treparon a los árboles, tocaron el agua de la cascada y finalmente se subieron a un tronco".

Abundantes frutas y hortalizas son su alimentación básica, pero el desayuno consiste en leche tibia con miel de abeja.

"En cautiverio tienen una expectativa de vida de 60 años, pero en la selva apenas alcanzarían 40 años debido a las enfermedades o a los ataques de animales más grandes", dijo Espínola.

La veterinaria contó que la conducta de la pareja en general "es tranquila, pero Congo ocasionalmente muestra un machismo primitivo porque si el cuidador entrega la botella de jugo a Chita en primer lugar, Congo se la arrebata a la fuerza y tras beberse el líquido abofetea a la hembra quien no reacciona, sino que sumisa se retira a un costado".

El veterinario Nelson Scappini explicó que a pesar de estar juntos por 44 años Chita y Congo nunca pudieron reproducirse y aunque no se ha podido establecer el por qué "existen varias causas, como el estrés del cautiverio".

Llorens es una suiza radicada en Paraguay desde hace 25 años, donde se dedicó a la ganadería.

Su afecto por los animales hizo que comprara en Asunción los caballos que tiran carros de madera de las personas dedicadas a la recolección de desechos de plástico y cartón. Por cada equino pagó 350 dólares, suma que cada reciclador entregó a una compañía local ensambladora de moto-carros como parte de pago.