• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Nave de la NASA experimenta problemas a miles de kilómetros de la Tierra

Astronauta / Twitter

El equipo encargado de Kepler ha declarado el nivel de "emergencia" en la nave espacial | Twitter

Los ingenieros de la agencia espacial descubrieron el jueves que el telescopio Kepler estaba en modo de emergencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El telescopio Kepler de la NASA, que busca planetas habitables a través del espacio, está experimentado problemas y se encuentra en "modo de emergencia" a 120.700.800 kilómetros de la Tierra, avisó la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) en un comunicado.

Los ingenieros de la agencia espacial descubrieron el jueves que Kepler estaba en modo de emergencia, el nivel operacional más bajo de la nave, indicó hoy en una nota oficial el jefe de la misión de este telescopio, Charlie Sobeck.

"Sacar a la nave del estado de emergencia es una prioridad para nuestro equipo en este momento", subrayó Sobeck.

El equipo encargado de Kepler ha declarado el nivel de "emergencia" en la nave espacial, lo que les permite tener un acceso prioritario a las comunicaciones que la NASA envía al espacio.

A pesar de estos esfuerzos, la gran distancia que separa a la nave de la Tierra dificulta las comunicaciones y las hace muy lentas, de forma que incluso a la velocidad de la luz una señal de sonido tardaría 13 minutos en llegar hasta la nave y volver, según la NASA.

El último contacto con el telescopio Kepler se produjo el pasado 4 de abril y, entonces, la nave operaba correctamente.

Kepler completó su primera misión espacial en 2012 y, desde entonces, ha alertado a la NASA sobre la posible existencia de 5.000 planetas fuera del Sistema Solar, de los que la agencia espacial ya ha podido confirmar la existencia de mil.

En 2014 la nave espacial Kepler comenzó una nueva misión llamada "K2" y con la que, además de buscar planetas fuera del Sistema Solar, el telescopio tiene como misión identificar estrellas jóvenes, supernovas y otros cuerpos astronómicos.

Entre los mayores logros del telescopio figura el descubrimiento en 2015 del "primo de la Tierra", nombre con el que la NASA bautizó al primer planeta descubierto en una zona habitable en la órbita de una estrella similar al Sol, lo que convierte a este cuerpo en uno de los mejores candidatos para albergar vida extraterrestre.