• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Lagos árticos albergan nuevos tipos de virus

Foto: arndigital.com

Foto: arndigital.com

De acuerdo a un grupo de científicos, nueve de cada diez virus analizados en dicha zona no concuerdan con los descritos hasta ahora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un litro de agua de mar o de un lago hay mil millones de partículas virales, en su mayoría desconocidas. Ahora, un equipo de científicos descifró por primera vez la composición genética de los virus en los lagos árticos y señaló que son únicos.

Esta es la principal conclusión de un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), publicado en la revista Science Advances, en colaboración con el Centro Universitario de Svalbard (Noruega). La investigación se llevó a cabo en los lagos del archipiélago Svalbard, a 1.300 kilómetros del Polo Norte.

Los virus son las entidades biológicas más abundantes. Bajas temperaturas, ausencia de luz en invierno y pocos nutrientes son las condiciones extremas a las que se enfrenta la compleja comunidad que habita el Ártico.

En concreto, en este trabajo los científicos lograron, gracias a las nuevas técnicas de secuenciación, describir la composición genética de los virus presentes en los lagos árticos.

"Las nuevas tecnologías de secuenciación nos están permitiendo descubrir una gran diversidad de virus en los ecosistemas naturales. Una pregunta importante es conocer qué virus son capaces de sobrevivir en ecosistemas extremos como los ecosistemas polares", explicó Antonio Alcamí, quien lidera esta investigación.

Su equipo, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid), analizó hace unos años la comunidad vírica de la Antártica y constató su alta diversidad.

Ahora, le ha tocado el turno a los virus de los lagos árticos, diferentes a los de la Antártida. Según este trabajo, "las comunidades de virus en ambos polos han estado aisladas durante años atrás y evolucionaron en tiempos recientes de forma independiente".

Los virus presentes en los lagos de agua dulce del Ártico también son distintos a los del océano Ártico, indica el investigador.

Otro de los aspectos importantes que destaca este trabajo es que se encontró una diversidad biológica similar a otros ecosistemas más templados.

Según Alcamí, los libros de ecología dicen que la diversidad biológica disminuye cuando nos acercamos a los polos, donde encontramos condiciones más difíciles para que los organismos puedan sobrevivir; "pero esto no se aplica a los virus".

No obstante, subrayó que el por qué de tanta diversidad de virus en un ambiente extremo es algo que no entienden todavía.

Nuevas técnicas de investigación

Las nuevas tecnologías permitieron secuenciar todo el material genético de la comunidad de virus en un ecosistema.

Para ello, los investigadores extrajeron el material genético (libro de instrucciones que contiene los genes que definen a cada organismo) y lo secuenciaron (rompieron los genomas de los virus en trozos pequeños y obtuvieron secuencias).

De esta manera, determinaron más de 35 millones de secuencias de los genomas de estos virus, que compararon con otras bases de datos.

"La mayoría de los virus que hemos estudiado en el Ártico son completamente nuevos para la ciencia", concluyó Alcamí.

"Nueve de cada diez no tienen parangón con los virus descritos hasta el momento", añadió Daniel Aguirre de Cárcer, también autor del artículo.

Este trabajo servirá para entender mejor en estudios futuros cómo son capaces los virus de influir en el equilibrio de los ecosistemas. Se estima que 20% de las bacterias oceánicas muere cada día por infecciones virales.