• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Júpiter sufre una brutal transformación que sorprende a científicos

El impacto de un meteorito sobre Júpiter visto con luz visible (derecha) y con infrarrojo

El impacto de un meteorito sobre Júpiter visto con luz visible (derecha) y con infrarrojo

El planeta más grande del Sistema Solar ha sufrido el impacto de una gran cantidad de meteoritos en los últimos años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, ha sufrido dramáticas transformaciones en los últimos años: los enormes cinturones que presenta la atmósfera del gigantesco planeta han cambiado de color, los puntos calientes provocados por la radiación desaparecen y reaparecen, y las nubes se ciernen sobre una parte de este extraño mundo y se disipan sobre otro.

“Los cambios que estamos viendo en Júpiter son de escala mundial”, dijo Glenn Orton, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Orton y sus colegas hicieron esta advertencia al comparar imágenes infrarrojas de Júpiter desde el 2009 hasta este año 2012, y luego de revisar imágenes “visibles” obtenidas por astrónomos aficionados.

En el año 2009 los astrónomos ya habían observado que el “cinturón ecuatorial austral” (SEB) de Júpiter había desaparecido sin explicación, y se quedaron asombrados con su reaparición el 2011.

Tras la desaparición y regreso del SEB, los científicos observaron un desvanecimiento similar que ocurrió en una banda justo al norte de la línea ecuatorial, conocido como el Cinturón Ecuatorial del Norte. “Esta banda se hizo más blanca y creció el 2011 hasta un grado no visto en más de un siglo. En marzo de este año, comenzó a oscurecerse de nuevo”, precisó Abc.es.

Entre otros cambios, los investigadores han señalado que el planeta ha sufrido el impacto de una serie de objetos sobre el planeta, “creando bolas de fuego visibles para los observadores aficionados desde la Tierra”. Tres de estos objetos, de menos de 15 m. de diámetro, se han observado desde 2010 hasta la fecha. Él último de ellos golpeó Júpiter el pasado 10 de setiembre.

“Parece que a Júpiter le están dando una paliza inusual estos últimos años, pero creemos que este aumento aparente en realidad tiene que ver con que cada vez más astrónomos aficionados apuntan sus telescopios hacia Júpiter y ayudan a los científicos a mantener un mejor control sobre el planeta”, dijo Orton.