• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Japón y Colombia desarrollan grama que reduce el efecto invernadero

La brachiaria emite sustancias desde sus raíces que eliminan las emisiones de óxido de nitrógeno a la atmósfera, gas que daña el ecosistema

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un equipo de investigadores japoneses y colombianos ha desarrollado un nuevo tipo de césped que reduce la emisión de gases de efecto invernadero causados por el uso de fertilizantes sintéticos para la agricultura.

"Este proyecto es una muestra de la colaboración y del compromiso por el medio ambiente de Japón y Colombia, países que en materia de agricultura están dando pasos importantes para reducir las emisiones de CO2", explicó la embajadora de Colombia en Japón, Patricia Cárdenas.

El equipo de investigación, financiado por los gobiernos de Japón y de Colombia, descubrió que una clase de césped originario de África y que crece en América Latina, llamado brachiaria, emite sustancias desde sus raíces que eliminan las emisiones de óxido de nitrógeno a la atmósfera, gas que daña el ecosistema.

La mayoría de los fertilizantes sintéticos utilizados actualmente se convierten en ácido nítrico al entrar en contacto con la tierra y parte de este elemento químico se transforma en óxido de nitrógeno.

Por ello, la principal cualidad de este césped es que previene que ciertos compuestos químicos incluidos en los fertilizantes sintéticos emitan gases de efecto invernadero, según explicaron miembros del equipo de investigación a la agencia Kyodo.

Los científicos ya han comenzado a plantar este tipo de pasto en algunas zonas de Sudamérica.

Este proyecto se enmarca dentro de la política del Gobierno japonés de reducir la emisión de estos gases en un 3,8 por ciento con respecto a 2005 para el año 2020, tal y como anunció el Ejecutivo nipón a finales de octubre.

Por otro lado, investigadores nipones y colombianos colaboran en varios proyectos científicos como la investigación de una nueva especie de arroz de bajo coste resistente a las sequías.