• Caracas (Venezuela)

Ciencia y Ambiente

Al instante

Investigadores alertan sobre uso abundante de nitrógeno en Latinoamérica

Imagen de un bosque tropical/Cortesía IVIC

Imagen de un bosque tropical/Cortesía IVIC

El grupo de investigadores de Argentina, México, Brasil y Venezuela presentó una serie de propuestas para evitar daños a la naturaleza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de investigadores de Argentina, México, Brasil, Bolivia y Venezuela realizaron un análisis sobre el uso abundante de nitrógeno en ecosistemas y agrosistemas de las regiones tropicales y templadas de América Latina, por lo que alertaron del impacto negativo que produce este efecto para el medio ambiente.

Entre otras cosas, el grupo de investigadores presenta una serie de propuestas para evitar daños a la naturaleza. Tal como Tibisay Pérez, del Laboratorio de Química Atmosférica del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) quien explicó, en un foro sobre políticas ambientales publicado en la revista Science, cómo la introducción de nitrógeno en los ecosistemas se ha casi duplicado desde hace un siglo, lo cual ha causado cambios en el ciclo global de este elemento.

De acuerdo con una nota del Ivic, el nitrógeno es el elemento químico que se encuentra, en mayor abundancia, en la atmósfera. Es esencial para los seres vivos, sin embargo, la intervención humana lo ha afectado significativamente.

Por ello, los especialistas exponen cómo en las regiones templadas de América Latina la utilización excesiva de nitrógeno afecta los suelos, recursos hídricos y ecosistemas.

Al tomar como referencia la literatura científica, argumentan que estos cambios iniciaron con el descubrimiento de la producción de fertilizantes por fijación de nitrógeno atmosférico, una situación que se mantiene con el incremento de la quema de biomasa y combustibles fósiles.

Asimismo, se refieren a algunas prácticas agrícolas que intervienen en el ciclo del elemento y han creado déficits en algunas regiones, como es el caso de los cultivos de soya en Argentina y la conversión de bosques de la Cuenca Amazónica Brasileña a tierras agrícolas.

Los profesionales destacan entre otros problemas, cómo la quema de biomasa con fines agrícolas, en America Latina, se ha estimado en más de 150.000 kilómetros cuadrados por año, lo cual causa una gran transferencia de nitrógeno de la tierra a la atmósfera.

"Existe un agravante, ya que proyecciones a futuro para el año 2050 estiman que cuatro de los ocho puntos críticos de biodiversidad de América Latina van a ser afectados por niveles importantes de deposición atmosférica de nitrógeno" explicó Pérez.

Ante estos efectos, los investigadores sostienen que para garantizar la sustentabilidad en términos del ciclo del nitrógeno, el compromiso de los gobiernos locales y sectores agrícolas debe incluir una agricultura para pequeños productores y grupos menos favorecidos.

Mientras que como parte de los retos, los especialistas hablan de la necesidad de interacción entre la ecología y los sistemas sociales, la comprensión integral de la interfaz terrestre-acuática, especialmente en las zonas tropicales, y los efectos de la deposición del nitrógeno atmosférico y de la contaminación del agua.